20180608 https://www.diariolibre.com

Se atribuye a Enrique de Borbón o de Navarra, pretendiente protestante al reino de Francia, la frase de que “París bien vale una misa”, y que para poder reinar sobre los galos se convirtió al catolicismo.

La frase está en labios de algunos a raíz de los cambios en la política exterior dominicana debido al deseo superior de alcanzar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Los que critican las decisiones tomadas alegan que el país ha cedido a las presiones de los Estados Unidos para condenar a Venezuela, ignorando que por años estuvimos presionados por Venezuela con la amenaza del petróleo.

Al mismo tiempo se olvida que rompimos relaciones con Taiwán para ligarnos a China Popular, aliada de Venezuela, pero cuyos intereses son más amplios que el apoyo a un solo país.

La República Dominicana ha dado pasos en la dirección correcta para lograr un fin más alto: jugar en las grandes ligas de la diplomacia internacional.

De nosotros dependerá sacar provecho nacional a esta enorme oportunidad que se nos presenta.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese