20170916 https://www.diariolibre.com

La ronda exploratoria del diálogo venezolano celebrada en nuestro país ha sido un paso positivo en la solución de la grave crisis que afecta a la hermana nación sudamericana.

Ahora deberá venir la fase de los gestos.

Es evidente que el gobierno del presidente Nicolás Maduro, asediado como está por crisis en todos los órdenes, es el que más tiene que ganar del proceso, pero la oposición tiene que entender que no puede mantener indefinidamente un estado de cosas basado en los paros y la protesta callejera.

Lo de Venezuela es una crisis y como a toda crisis, hay que buscarle una salida, en este caso constitucional.

El acompañamiento de países amigos en la siguiente ronda otorga un carácter de seriedad que no han tenido los intentos anteriores. Ese acompañamiento es también un peligro para los actores que quieran burlar lo que se pacte, o que intenten boicotear el diálogo.

Por tanto, vemos con esperanza los próximos encuentros para superar la crisis de una nación tan querida para los dominicanos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese