Precaución

La tormenta tropical número 9 va a tocar ambas costas de la República Dominicana con una pesada carga de lluvias y peligrosos vientos. Por tanto, nadie tiene excusa para jugar con ese fenómeno que puede provocar inundaciones, ríos crecidos y viviendas afectadas.

Todo esto se agrava porque por la pandemia del COVID-19, no se podrán realizar traslados de personas a casas de familiares. Es decir, cada cual tendrá que tomar sus propias precauciones de acuerdo con su condición particular.

Es una tormenta muy amplia y que se mueve con lentitud, de modo que tendremos que soportar las lluvias y el viento por buena parte del día. Conviene estar atentos para evitar tragedias y aquellos que viven en lugares peligrosos, estar preparados para tomar decisiones de vida o muerte con rapidez.

Apelamos de nuevo a la sensatez de todos los dominicanos. El momento no es para cogerlo a juego, sino para actuar con sentido de responsabilidad y mostrar la fibra humanitaria y solidaria de cada cual. Cooperemos con las autoridades de socorro, mientras confiamos en que Dios nos seguirá protegiendo de las fuerzas de la naturaleza.

+ Leídas