20180417 https://www.diariolibre.com

La aprobación de la Ley de Partidos ha adelantado el calendario electoral de una forma nada provechosa para el país.

La reelección, la financiación de los partidos, las primarias abiertas o cerradas están distrayendo la atención de los gobernantes y la de los gobernados. El país enfrenta problemas serios de orden económico y social. Desde el aumento de la mortalidad materna al aumento de la canasta familiar de los más necesitados. Por no citar los malos resultados recién revelados en Educación o la aparente falta de un plan coordinado realmente operativo para controlar la basura.

Mientras todo esto ocurre, el tema de la corrupción, la falta de empleo de calidad, la inseguridad, siguen centrando las conversaciones.

El debate por la celebración de primarias abiertas o cerradas no debió nunca haber sido un problema nacional ni opacar la relevancia de las otras asignaturas pendientes. Es un problema que si no tuviera su origen en las diferencias intrapartidarias del PLD no habría llegado tan lejos. Mañana miércoles, segunda lectura en el Senado.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese