¿Qué parte no se entiende?...

El experimento comenzó bien, pero ya volvió a la “posición anterior”: las intersecciones se bloquean con la misma intensidad y frecuencia con que lo hacían en el pasado.

Como de costumbre, la escobita comenzó barriendo bien, pero ya se cansó.

Los avisos advirtiendo a los conductores están a la vista de todos y por eso la pregunta: ¿qué parte de “no bloquee la intersección” es que no entendemos?

La falta de civismo, de cortesía y hasta de caridad cristiana es ostensible. Algunos se ponen a chatear para no ver la cara de enojo de los que no pueden pasar y los agentes de la AMET... atendiendo cualquier otra cosa.

No es por azar que la imagen de la ley tiene una espada. Si no se aplica la fuerza, si la ley no “muerde”, nadie la va a cumplir en medios como los nuestros.

Los agentes de la AMET no están para sustituir a los semáforos. Solo deben hacerlo en ciertos y determinados casos.

Hasta que la AMET no haga su papel, que no es otro que aplicar la ley y ponerle multas a los violadores, las calles dominicanas seguirán siendo tierra de nadie y trinchera de todos.

+ Leídas