20180312 https://www.diariolibre.com

En la sociología moderna existe el concepto creado por Zygmunt Bauman de la «modernidad líquida» que define el estado “fluido y volátil” de la actual sociedad.

Una de las características de esa sociedad es la incertidumbre generada por la velocidad de los cambios, lo que, a su vez, debilita los vínculos humanos.

Aparentemente, en el Partido de la Liberación Dominicana, el tema de la reelección es la versión de la “modernidad líquida”, pues es un asunto “fluido y volátil” que está debilitando los “vínculos humanos” dentro de ese partido al punto de que ya no existe respeto ni entre altos dirigentes del mismo.

Ahora parece que se va a explorar la vía del Tribunal Constitucional para posibilitar la reelección del actual mandatario ante las dificultades inherentes a un prolongado e incierto debate en las cámaras legislativas.

Dado que el presidente Medina debe designar cinco o seis miembros del Tribunal Constitucional y que va a tener otro voto suyo en el Consejo Nacional de la Magistratura, las circunstancias parecen estar a favor suyo. La paz social sería otra cosa. Piénsenlo bien.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese