Trump y Kim Yong-Un

El mundo todavía no sabe si el encuentro entre el presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el jefe de Estado de Corea del Norte Kim Yong-Un, tendrá lugar como está previsto en el próximo mes de mayo, pero lo que sí sabe es que el coreano hasta ahora le ha ganado la partida al estadounidense.

Corea del Norte era un paria entre los estados del mundo. Una dictadura que con una amenaza y una bravuconada, ha logrado el reconocimiento de la principal potencia del mundo, lo que hace a Yong-Un, un héroe en su país y un ejemplo a imitar para otros...

La dictadura coreana está acostumbrada a estas bravadas cada vez que quiere conseguir algo. Tiene una ventaja estratégica: como Seúl, la capital de su vecino rico, Corea del Sur está a tiro de piedra del Norte, todo el mundo se espanta cada vez que amenaza. Solo hay que revisar las colecciones de los diarios para observar estas crisis recurrentes.

Pero Yong-Un ha conseguido lo que ninguno de sus antecesores: que el Presidente de los Estados Unidos le haga caso. Esta vez el “rugido del ratón” doblegó al intransigente vaquero.

+ Leídas