20180726 https://www.diariolibre.com

El anuncio de la clausura del vertedero de Villa Altagracia, ubicado en la misma autopista Duarte, es un paso en la dirección correcta para resolver definitivamente el problema del manejo de los desechos sólidos en el país.

El anuncio indica que la intervención

“incluye la clausura del vertedero, la construcción de una laguna para lixiviados, centro de acopio, vías de acceso y una estación de transferencia, así como la instalación de un sistema de drenaje pluvial y lixiviados, entre otras acciones.”

Las autoridades han señalado que en lo que resta del año 2018 serán intervenidos además los botaderos de Santiago, Azua y Verón, dentro del programa Dominicana Limpia.

No hay dudas que para una isla de las dimensiones de la Hispaniola, la presencia de centenares de vertederos cercanos a las ciudades es un problema de salud pública de primer orden, amén de que el manejo que se les da es totalmente inapropiado.

Ojalá que esta primera medida implique además, el cambio en el manejo de aquellos vertederos que todavía no serán intervenidos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese