Un problema menos

Las esperanzas del país están cifradas en que haya un desenlace positivo en las elecciones presidenciales y congresuales del próximo domingo, porque una salida rápida del asunto electoral permitirá a la nación dominicana enfocarse en los dos grandes temas pendientes, que son cómo enfrentar la pandemia del COVID-19 y la grave situa- ción económica generada por éste.

La cuestión electoral afectó de diversas maneras el tema del coronavirus al condicionar algunas de las decisiones, al dividir al país con respecto a la viabilidad de esas decisiones y al restarle fuerzas a la administración que debió atender tres frentes al mismo tiempo. Resuelto el problema electoral y alejada la crispación que genera, el país puede concentrarse en los temas restantes.

Con la pandemia, la cuestión siempre fue de educación ciudadana. Con la economía será cómo producir eficientemente y, al mismo tiempo, mantener de manera permanente los niveles de protección requeridos para garantizar la seguridad de empleados y clientes.

No son tareas pequeñas conociendo nuestro temperamento, pero hay que hacerlas.

+ Leídas