Se habla mucho de Venezuela pero no suficiente de los venezolanos. Con la serie de reportajes que se inicia en esta edición, Diario Libre recoge la realidad y el sentir de una comunidad que sigue creciendo en nuestro país y que tiene unos problemas específicos que el gobierno dominicano y el venezolano deben atender.

Emigrar no es siempre una elección tomada libremente. Las circunstancias de empobrecimiento y represión que se viven en la Venezuela de Maduro han empujado a cientos de miles de venezolanos a empezar una nueva vida lejos de su patria.

Es probable que esta migración no sea definitiva. Que los venezolanos que tratan de sobrevivir lo hagan con la decisión (al menos la esperanza) de volver cuando la democracia sea real y la crisis se suavice. Es un país grande y rico y los profesionales que hoy están fuera harán falta para levantar el país.

República Dominicana acogió el intento de diálogo entre gobierno y oposición. Se hizo todo lo posible. Ahora toca pensar en los que llegaron, los que eligieron nuestro país para empezar su vida de nuevo.

+ Leídas