El parque Mirador Norte

Todo sucede por una razón, por un favor y siempre sucede porque uno lo permite. Sr. Presidente, usted juró públicamente por su familia, por su partido, por el Profesor Juan Bosch y por Dios que en su gobierno no habría vacas sagradas, y usted dijo que no permitiría violación a la Ley en su gobierno, caiga quien caiga.

Sr. Presidente, el país conoce de las tantas denuncias hechas de violación a la Ley de Medio Ambiente con la venta de terrenos del Parque Nacional Mirador Norte y con la construcción de un cementerio privado Memorial dentro de esa área protegida del cinturón verde. Solo una súper vaca con apoyo de políticos pudo conseguir tal privilegio y permiso en detrimento de todos los dominicanos.

La ampliación del Parque Nacional Mirador Norte ahora tiene un cementerio privado de ricos en sus terrenos pero la Ley 67-74 prohibe ceder, vender y construir en los Parques Nacionales. Permitir y apoyar lo mismo es ser cómplice de esta violación.

Usted juró que no habría vacas sagradas. Sus principios como presidente y como buen dominicano están comprometidos con su país, entonces, salve al Parque Nacional de más deforestación y venta o haga un decreto modificando que debido a que los cementerios públicos están llenos y que esos terrenos son del Estado, son del pueblo dominicano, sería lo correcto convertir dicho proyecto en un cementerio público privado en beneficio de todos los dominicanos como establece la Constitución de la República Dominicana.

Licdo. Orestes Ramírez

+ Leídas