10 SEP 2016, 12:00 AM

Desear vivir versus desear morir

En la prevención del suicidio, los medios de comunicación tienen un papel preponderante constructivo para influenciar en el inconsciente colectivo de las masas.

Image
20160910 http://www.diariolibre.com

Si creo que la vida es una fiesta y elijo bailar en ella me divierto en grande al ritmo de cada pieza musical. Aplicando esta analogía al diario vivir, tendremos entusiasmo para hacer las tareas cotidianas, aprendiendo de la adversidad, resolviendo las diferentes situaciones que se nos presenten, yendo en pos de nuestros sueños, desarrollar talento único, metas, proyectos, espiritualidad, dar servicio de amor donde falte, materializando bienestar, ser feliz, reconociendo y actuando como el ser divino multidimensional que somos.

De pronto tu actitud cambia (a cualquier edad): ya no deseas vivir. Pierdes la divinidad, fe, esperanza, el amor hacia sí mismo. Quieres suicidarte. En verdad es que estás confundido, realmente lo que quieres es vivir feliz y no sabes como hacerlo.

Todos podemos colaborar con quien le sucede esto.

Observa, en ti, en tus padres, hijos, pareja, amigos. Un cambio de comportamiento, se siente decepcionado, culpable, frustrado, duerme mucho o cae en insomnio, silencioso, depresivo, aislado, irritable, tristeza progresiva. Puede también hacer este cambio luego que haya perdido algo de suma importancia como por ejemplo: un ser amado, dignidad, fama, estatus, negocio, salud.

Atentos a lo que expresa gestualmente y verbalmente. Cuando dice: yo lo que deseo es morirme, mi vida no tiene sentido, cualquiera se mata, la vida es un infierno, soy un fracaso, nadie me quiere, nada me entusiasma. Inmediatamente dirija su atención a ese y déle seguimiento ya que es un indicador muy importante pues ya lo tiene en su pensamiento. Si lo pensó, puede convertirse en un pensamiento recurrente, de ahí pasa a ser obsesivo, y luego lo planifica. Decidiendo dónde cuándo y la forma que lo va hacer. Ejemplo: “cualquiera se pega un tiro”. “Me beberé el frasco de pastillas para no despertar”.

Desaparezca el arma de fuego, asegure con llave el arma y cualquier medicamento, lleve a un lugar secreto pues él lo está espiando y ya le dio la clave de cual es su preferencia para cometer el suicidio. Esto lo puede hacer lento o tan rápido que nos sorprenda a todos. Un porcentaje menor lo hace impulsivamente.

Cómo apoyarles:

Si la persona no puede salir de ese estado de desesperanza es el momento de buscar ayuda espiritual o de un especialista. Sugiero técnicas profundas de introspección, porque el intento de suicidio tiene implicaciones existenciales de causa y efecto mas soterradas de lo que la ciencia puede explicar. La hipnosis clínica es ideal; llega a la parte subconsciente y supraconsciente del ser para resolver a nivel cuántico, descubrir sus intenciones funestas y solucionarlo definitivamente.

Prevención del suicidio

Siempre insisto que en la prevención del suicidio los medios de comunicación tienen un papel preponderante constructivo para influenciar en el inconsciente colectivo de las masas, no divulgando fotos del acto, evitar sensacionalismo, jamas ponerlo en primera plana, obviar la forma que lo hizo, ser moderados en la información. En las redes evitar vídeos del acto. Todos los ciudadanos podemos cooperar en la prevención del suicidio con estas recomendaciones para proteger a los mas vulnerables.

Hallazgos:

A través del tiempo todos los casos que he tratado con hipnosis clínica el 100% no lo han vuelto a intentar y un hallazgo interesante en mis investigaciones es que el suicida se suicidó antes, en otra existencia, inclusive un 15% lo ha intentado de nuevo a la misma edad y forma que lo hizo antes.

hipnosis_clinica_ap@hotmail.com

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese