16 SEP 2017, 12:00 AM

¿Qué recibimos a cambio de la invasión haitiana?

Nuestros pueblos no pueden ser unidos. Hemos sido diferentes desde nuestra creación. Lo que sí podemos hacer es ayudar a su desarrollo.

20170916 https://www.diariolibre.com

Que alguien informe o explique los beneficios y/o ventajas que el país está recibiendo, o recibirá, por permitir esta invasión de extranjeros, principalmente de haitianos.

No consideramos la llegada masiva de venezolanos, porque al ser un país mucho más rico que nosotros, es obvio que tan pronto se resuelvan sus problemas políticos, estos ciudadanos retornarán a su país, y los efectos sobre nuestra economía no serán notorios ni permanentes. Además, debemos ser consecuentes, ya que en innumerables ocasiones ese país ha acogido a nuestros ciudadanos.

Es lógico pensar que el país está recibiendo o recibirá alguna compensación por permitir la entrada de miles de ciudadanos haitianos, realmente una invasión de ilegales. Esta compensación pudiera ser a través de concesiones, condonación de deudas, o tal vez la promesa de nuevos empréstitos para financiar grandes proyectos de desarrollo. Pero por favor que nos expliquen.

Resulta cuesta arriba, más bien imposible, la absorción de la población haitiana bajo nuestro esquema económico, con nuestro PIB. Sería un suicidio económico y político si las autoridades persisten en permitir esta llegada masiva de los hermanos haitianos, los cuales no tienen la culpa que su pobreza los obligue a emigrar, por lo que somos nosotros los que debemos tomar previsiones.

Haciendo un simple ejercicio numérico y práctico, observamos que nuestro PIB del 2016 alcanzó la cifra de US$74,300.0 millones, por lo que el PIB per capita, por cada dominicano, fue de la suma de US$7,430.00, siendo la economía No. 69 de 196 países del ranking, mientras que Haití registra un PIB ascendente a US$8,504.0 millones con un PIB per capita de US$772.00 por cada haitiano, siendo el país No. 144 del ranking. Si en vez de hacer esta comparación, el ejercicio lo hacemos sumando las dos economías, tendríamos un PIB de US$82,804.0 millones, pero el PIB per capita sería de US$3,943.00. En otras palabras, los dominicanos tendríamos una pérdida de US$3,489.00, lo que representaría una pérdida de casi el 50% de nuestro PIB per capita, en otras palabras cada dominicano perdería el 50% de sus ingresos, cada uno de nosotros sería mucho más pobre.

Para entender mejor este ejercicio es bueno definir los conceptos aquí utilizados. PIB es la suma del valor monetario de todos los bienes y servicios finales que produce un país o una economía, tanto si han sido elaborados por empresas nacionales como extranjeras dentro del territorio nacional, que se registran en un periodo determinado, generalmente un año. PIB per capita es la relación entre el valor monetario del total de los bienes y servicios finales generados durante un año por la economía de una nación o estado y el número de sus habitantes en ese año. Estas cifras se utilizan como indicadores de la riqueza o estabilidad económica de una nación. Entonces, lo que hicimos en el ejercicio fue simplemente dividir el PIB de cada país entre el número de sus habitantes, y ese resultado es el PIB per capita. Por lo tanto, sumando los dos países, ellos saldrían beneficiados grandemente y nosotros perjudicados grandemente. Así no es negocio.

Así solos, realmente no podemos. Además de estas diferencias económicas perjudiciales para nosotros, también tenemos las diferencias culturales, religiosas e idiomáticas, que serán difíciles de salvar.

Recomendamos hacer algunas cosas para mejorar la calidad de vida de esa nación, lo que desde mi punto de vista, sería la única manera de evitar esta invasión y una conflagración trágica, ya que no estaríamos en disposición de regalar o permitir que nuestros ingresos, que son pocos, sean compartidos con ellos u otros. Recomendamos una gran inversión en educación, elevar el nivel educacional. Que esa nación elimine el uso del carbón para cocinar, que utilicen gas propano. Aquí se hizo eso hace muchos años y ha dado buen resultado. Nosotros no depredamos para el uso de la madera como carbón. Aumentar grandemente la inversión en salud. Mejorar las condiciones de los hospitales públicos, que haya medicinas, así como personal médico y de enfermería. Aumento de plazas de trabajo, construcción de carreteras, calles, viviendas, escuelas, hospitales, aumento de las áreas de turismo, eso daría trabajo inmediato a ese pueblo, y eliminación total del corte de árboles, por lo menos por 30 años, establecimiento de una flota pesquera, que puedan pescar comercialmente mar afuera, y no depredar las costas, creación de zonas francas, y otras empresas que podrían aprovechas una mano de obra barata.

Esto significa grandes inversiones, las cuales los países desarrollados que impulsan la fusión podrían poner a disposición de los dominicanos para que se realicen en Haití. Y para nosotros, que actuaremos como una especie de fiscalizadores de estas inversiones, sería bueno la condonación de nuestra deuda externa, y así nosotros poder desarrollar nuevos proyectos.

Nuestros pueblos no pueden ser unidos. Hemos sido diferentes desde nuestra creación. Lo que sí podemos hacer es ayudar a su desarrollo, y así lograr que esa población haitiana que ha salido de su país regrese para encontrar mejores oportunidades de vida, pero las potencias también deben ayudarnos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese