La UASD es botín electoral

  • Y al igual que en el país, no va a pasar nada...

Ahora se sabe porqué la escogencia del rector de la UASD es lo más parecido a unas elecciones nacionales: importa más lo político que lo académico.

Hay botín de guerra, y se reparte según la voluntad y los intereses de cada condotiero. Los votantes no son muchos, pero los empleos sí.

El nuevo rector se pone la mano en la cabeza, como si no conociera la realidad de la alta casa de estudios, en que todo se maneja como en el gobierno central.

Botellas incluidas.

El problema, sin embargo, no es la pesada carga al presupuesto, que nunca alcanza, ni la desvergüenza de los nombramientos al final del mandato anterior.

La cuestión es cómo colocar en nómina a los partidarios del nuevo régimen, que se ganaron o un cargo o una promoción por el trabajo de campaña.

Iván se siente con las manos amarradas, y lanza el grito, sólo que nadie lo atenderá, pues la UASD es una madeja oscura de intereses, y contra ese establecimiento nadie puede.

¿Solución? La de siempre: nombrar y no quitar, y al carajo los planes anunciados, pues de algo tienen que vivir los políticos. Mientras el cinismo pueda, la UASD que aguante, o reinicie la lucha por el "medio millón".

20140317 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas