$!30M: Escenarios USA

A dos semanas del 30M, el 15/05/1961, la Cuban Task Force del National Security Council dirigió un Memorando al Asesor Especial de Seguridad Nacional de JFK (McGeorge Bundy), sobre “La Situación Actual y los Planes de Contingencia Para la República Dominicana”, para aprobación presidencial. El rationale del Memo decía: “El régimen de Trujillo en la RD está en los más graves problemas de sus 30 años. Condenado y aislado por la 6ª Reunión de Cancilleres en San José en agosto de 1960. La situación económica se ha agravado. La oposición al régimen se está expandiendo y es más decidida. Los informes recientes indican que la remoción de Trujillo puede ser inminente.

El interés primordial de EE.UU. es evitar que los castro-comunistas u otros actores hostiles tomen el control y asegurar la sucesión de Trujillo por un gobierno amistoso y democrático. La mejor forma de lograr estos objetivos es mediante la cooperación y el estímulo a los elementos en la RD y donde sea, que los compartan y se opongan a Trujillo.

La oposición a Trujillo se divide en dos grupos principales: a) los movimientos del exilio radicados en EE.UU. Venezuela y Cuba, y b) los movimientos disidentes internos. Dado que los grupos exiliados muestran poca unidad o cohesión, y de algún modo han sido infiltrados por comunistas y castristas, y no gozan de aceptación del pueblo dominicano, es poco factible que reciban apoyo de EE.UU.

Durante el año pasado, un grupo moderado de disidentes internos que parecen cumplir con los requisitos de EE.UU. ha sido identificado y alentado en sus esfuerzos por EE.UU.

Si bien es muy deseable en la actual situación dominicana que EE.UU. se identifique con los elementos democráticos que buscan derrocar a Trujillo y los apoye, necesariamente corremos riesgos al hacerlo. Si Trujillo es derrocado con el apoyo de EE.UU. es muy probable que la opinión mundial nos critique por subvertir un gobierno existente, aunque muy impopular. Un error de cálculo de las capacidades del grupo moderado podría significar que el apoyo de EE.UU. a un intento fallido contra el régimen de Trujillo quede al descubierto, y tras la reciente experiencia cubana, el prestigio de EE.UU. se desplomaría.

Si malinterpretáramos las intenciones de los moderados o se nos ocultaran adrede, podríamos hallarnos en la posición de haber creado un Castro dominicano. Un factor adicional por considerar, al decidir la magnitud y el momento de un mayor apoyo de EE.UU. al grupo moderado anti-Trujillo, es la posibilidad de que nuestro apoyo pueda incitar a este grupo a tomar medidas antes de estar listo para ello.

Se adjunta un documento que aborda las contingencias que podrían surgir en un futuro próximo en la RD y las recomendaciones para la aprobación del Presidente. Cabe decir que el control castro-comunista de la RD conduciría casi con toda seguridad a una toma de poder similar en Haití.” A seguidas el texto “República Dominicana—Situaciones de Contingencia y Recomendaciones”.

“I. Trujillo Removido y Reemplazado por Elementos Internos Amistosos.

Informes recientes indican que los disidentes internos dominicanos están cada vez más decididos a derrocar a Trujillo por cualquier medio y sus planes al respecto están muy avanzados. Se cree que este grupo tiene apoyo entre diversos sectores de la población y su liderazgo incluye a miembros de las fuerzas armadas, aunque el grado de apoyo que pueden tener en ellas es incierto.

Una vez Trujillo derrocado, este grupo moderado planea establecer una junta provisional e impulsar un gobierno y una sociedad democráticos en RD. Parece tener el mejor chance de establecer un gobierno estable favorable a EE.UU. No se ha identificado ningún otro grupo que combine una organización eficaz con una filosofía política aceptable. Los elementos pro-Trujillo carecen de propuesta para establecer un gobierno post-Trujillo que sea aceptable a EE.UU. Durante el año pasado, nuestro Consulado en Ciudad Trujillo ha estado en contacto con los líderes del grupo moderado y los ha alentado a mirar hacia EEUU como modelo y para obtener apoyo en sus esfuerzos. Si tiene éxito en derrocar a Trujillo, merecerá el reconocimiento y apoyo de EE.UU.

Además de reconocimiento y apoyo moral, un formato de gobierno provisional por parte de este grupo moderado probablemente necesitará urgentemente una fuerza militar externa que le ayude a mantener el orden interno y resistir intentos internos y externos de subversión. Se podría esperar que la iniciativa subversiva provenga de Cuba y/o de los grupos de exiliados dominicanos.

Se han preparado planes aprobados para el empleo de fuerzas militares de EE.UU. en la RD, lo suficientemente flexibles como para permitir la aplicación de diversos grados de fuerza bajo la autoridad presidencial. Una fuerza anfibia, con marines abordo, opera normalmente en el área del Caribe y otras en EE.UU. continental, están disponibles con un aviso relativamente corto si es necesario.

Desde el punto de vista de la posición de EE.UU. en América Latina y el mundo, la intervención militar en RD debería llevarse a cabo, en la medida de lo posible, a través de la OEA o a petición de un gobierno provisional en conjunto con determinados países latinoamericanos, en lugar de hacerlo sólo por EE.UU. En cualquier caso, la OEA debe ser notificada de las medidas adoptadas.

Recomendaciones: 1. Que el Cónsul General en Ciudad Trujillo, autorizado, informe al grupo moderado de disidentes pro EE.UU. que, si tienen éxito por iniciativa propia y bajo su propia responsabilidad en la formación de un gobierno provisional aceptable, pueden estar seguros de que cualquier solicitud razonable de asistencia de EE.UU. será respondida rápida y favorablemente.

2. Que en caso de que Trujillo sea derrocado y se establezca un gobierno provisional aceptable: a) EE.UU. reconoce rápido a ese gobierno. b) Al recibir una solicitud de este gobierno de asistencia militar contra una amenaza externa real o anticipada, enviaremos dicha ayuda, incluyendo el desembarco de las fuerzas de EEUU, reconociendo que un objetivo concomitante será la estabilización de una situación interna aceptable para EE.UU.

c) EE.UU. alentaría al gobierno provisional a solicitar también la asistencia o la presencia de otras naciones democráticas amigas, como Venezuela y Colombia, notificando a la OEA las acciones tomadas con solicitud de suspender las medidas adoptadas en la Sexta Reunión de Cancilleres. (Para lo cual, los observadores de la OEA podrían ser invitados a la RD.)

d) EE.UU. toma medidas para controlar la salida desde EE.UU. continental y Puerto Rico de todos los exiliados dominicanos que intenten regresar a la RD por el mayor tiempo deseable y factible, y solicitaría al gobierno venezolano medidas similares.

3. Que EE.UU. envíe de inmediato a Caracas un emisario especial para: a) Obtener del Presidente Betancourt un compromiso de asignar inmediatamente fuerzas específicas que actuarían conjuntamente con las fuerzas de EE.UU. y se comprometerían a operaciones conjuntas en caso de que se ordenen las acciones previstas en este documento.

b) Solicitar al Presidente Betancourt que se dirija al Presidente Lleras de Colombia con miras a lograr un compromiso similar de participación de las fuerzas colombianas.

c) Explorar con el Presidente Betancourt, y pedirle que discuta con el Presidente Lleras, la posibilidad de una respuesta rápida y afirmativa a una apelación de un gobierno provisional aceptable, que podría incluir una declaración conjunta de los tres jefes de Estado, que renuncie a ambiciones políticas o territoriales en la RD y exprese su disposición a prestar apoyo moral y material con el propósito específico de garantizar al pueblo dominicano la oportunidad de llevar a cabo las reformas necesarias y establecer instituciones y prácticas democráticas libres de la amenaza de una invasión o subversión apoyada externamente.

Este emisario debería hablar sólo con el Presidente Betancourt y enfatizar el secretismo, e instar al mismo trato por parte de Lleras y dejar en claro que EE.UU. solo está planeando contra una posible contingencia.

II. Trujillo es Removido y Elementos Hostiles Toman el Control.

Es posible que los planes del grupo moderado disidente se frustren. Elementos hostiles, ya partidarios de Trujillo o posibles castro-comunistas, pueden remover a Trujillo y tomar el poder. O, una vez Trujillo removido por los moderados, los elementos hostiles podrían tomar el control en medio de la confusión resultante.

En cualquiera de estas situaciones, el grupo apoyado por EE.UU. podría ser incapaz de instalarse. También es posible que la remoción de Trujillo resultare en un colapso total de la estructura de poder, dejando al país en un estado caótico de anarquía sin ningún grupo o individuo capaz de estabilizar la situación.

Recomendaciones: 1) Que el Cónsul General de EE.UU. autorizado, discuta con los líderes del grupo disidente aceptable la conveniencia de tener en su poder una solicitud previamente firmada de ayuda a EE.UU. Venezuela y la OEA en caso de una toma discreta por elementos hostiles o de una situación en la que los líderes amigos no puedan exponerse o establecerse. Si están de acuerdo, debe obtenerse dicha solicitud pre firmada.

2) El Cónsul General de EE.UU. debería tener instrucciones alternativas para instar al grupo moderado pro estadounidense a declararse como el gobierno provisional y solicitar ayuda de EE.UU. y la OEA.

3) Tras la notificación del Cónsul General de los EE.UU. de que Trujillo ha sido removido del poder, o que su remoción luce razonablemente segura, las fuerzas militares estadounidenses apropiadas estarán de inmediato disponibles para llegar a territorio dominicano con un mínimo de demora.

4) Al recibir una solicitud de asistencia militar de un grupo aceptable que se ha declarado y tomado cualquier medida razonable o plausible para constituirse en un gobierno provisional, o tras la notificación por parte del Cónsul General de EE.UU. de que ha recibido tal solicitud, las fuerzas de EE.UU. deben entrar en RD inmediatamente.”

El 3er escenario era que Trujillo retuviera el poder. Horripilante.

Temas

+ Leídas