Argénida Romero: “Los poetas son como los días; todos diferentes”

Esta noche, cuando el reloj marque las 6:00 pm, esta periodista de Diario Libre y poeta estará recibiendo, en la Librería de Cultura, el Premio Poesía Joven de la Feria Internacional del Libro 2013, que consiste en RD$75,000.00, un diploma de reconocimiento y la publicación de su poemario "Arraiga".

Entonces tu poemario no lleva por título un apellido...

(Risas). El error disléxico me causó mucha risa en un primer momento, porque pensé que solo fue un error de la nota de prensa enviada por la FIL a los medios. Pero pase de la risa al... digamos, sorpresa, cuando vi el error reproducido hasta en una felicitación de la Presidencia que me enviaron. En serio, ¿a nadie le pareció extraño que un poemario llevara por título un apellido? Pero supongo que esta será una anécdota.

¿Y qué dijo el Ministerio de Cultura en cuanto a ese ‘pequeño desliz'?

Cuando vi la nota de prensa con el error, si menos no lo recuerdo, le hice la observación a la responsable de la edición del boletín de la Feria Internacional del Libro. No sé si esa persona tuvo que ver con el desliz, pero me brindó las disculpas de parte de la organización de la FIL. Pero, como te comenté, el poemario quedó renombrado como "Arriaga" y "el error escrito, escrito ésta"...y de paso, impreso y publicado.

Arraiga, también es el título de uno de tus poemas. ¿Por qué lo escogiste para titular tu poemario?


En principio el título era "(Des) Arraiga" y el poema al que te refieres también se titulaba así. Es ese momento, cuando le empecé a buscar un lugar a cada poema, ese en particular parecía agrupar "la voz" del poemario, de lo que trasmitía en su conjunto. Pero un amigo escritor cuando leyó el poema se detuvo en el título y me dijo que el "Des" parecía estar de más. Y sí, luego de un tiempo, con el poemario más acabado, también el prefijo me pareció "una H muda". Y ese poema habla de eso, del sentido de lo que permanece aunque ya no esté.

Para un poeta, ¿ganar un concurso es un logro o una responsabilidad?

Diría que es suerte.

En tu poema "Definición" dices que la nostalgia está hecha de casas que se derrumban. En tu caso, ¿se ha derrumbado alguna?


Se me han derrumbado barrios enteros.

¿Por eso en el poema "Buena niña" dices que estás cansada de ser humana?

No es por la casas que se me derrumban que digo eso en ese poema. Pienso, y siento, que a veces uno se cansa de ser lo que es un día cualquiera, sin más explicación que el cansancio. Y al otro día, todo te puede parecer nuevo y ames ser humana y ya no estés cansada. Así somos, hermosamente erráticos.

"Cordones rojos" está dedicado a Homero... ¿Simpson o Pumarol?

Pumarol. Conozco la poesía de Homero Pumarol por referencia de lectura y por El Hombrecito, el proyecto de Spoken Word que lleva con el escritor Frank Báez. Hace unos años, Homero sufrió un accidente automovilístico grave. Me mantuve al tanto de su recuperación, pues es alguien que he admirado a través de lo que escribe. Cuando lo volví a ver, luego de su accidente, en una presentación de El Hombrecito, me conmoví hasta las lágrimas. Ahí estaba, tan diferente al Homero que vi de lejos una que otra vez, pero cantando su poesía, hablando del primo en el Canal de la Mona, un fénix caribeño y sonriente. Me fijé que tenía uno de los cordones de uno de su tenis desamarrados... y de eso hablo en el poema.

Recientemente fuiste publicada en la antología "A la garata con puño": muestra de la poesía dominicana actual (UNAM, México). ¿Así se encuentra la poesía en nuestro país?

Recuerdo que en el epílogo de esa antología, de la escritora y periodista dominicana, residente en México, Ariadna Vasquez, hacía referencia al sentido de "lanzar para causar alboroto", que es más o menos lo que significa "garata con puño". Es una figura muy dominicana para hablar de eso, de lanzar palabras y ver quien las atrapa. Ahora, si te refieres al significado visual de cuando alguien te dice "oye, se fueron como a la garata con puño", pues te diría que la poesía lo que menos tiene es eso, alboroto. Nadie "se va al puño" para leer poesía. Ni tampoco para escribirla. La poesía dominicana está en la acera, voceando "¡venga a ver!" a los que se van "a la garata con puño".

Una pregunta que sueles hacer constantemente en tu blog "El Diario de la Rosa" es: ‘¿Para qué sirve la poesía?', con tantas respuestas que has recibido, ¿ya puedes dar la tuya?

Sirve para lo que quieras que sirva, si te sirve de algo.

¿Alguna vez te gustaría vivir de la poesía?

Si te refieres a vivir con pagar las cuentas y comprar comida, para eso la poesía no sirve.

Acerca de Argénida

En la adolescencia descubrió su fascinación por la poesía, motivada por la profesora de literatura, Milagros Segura, quien le enseñó que para saber escribir tenía que aprender a leer; y la incentivó a participar en concursos literarios. En 1999 obtuvo una mención honorífica en la tercera entrega del Concurso Literario "Gastón Fernando Deligne", auspiciado por la Secretaría de Educación. Durante varios años participó en el grupo literario Aída Cartagena Portalatín del Ateneo Insular. En el 2000, el Sacerdote Tulio Cordero, poeta e integrante del Movimiento Interiorista, la incentivó a continuar concursando. Ese año obtuvo el primer premio de poesía en la trigésimo novena edición del Concurso Literario de Navidad, que organiza el Obispado de Nuestra Señora de la Altagracia, en Higüey.

En 2006 descubrió qué era un blog, por lo que decidió publicar sus escritos en "El diario de la rosa" (eldiariodelarosa.blogspot.com), llamado así, pues recién había leído "El nombre de la rosa" de Umberto Eco. La poeta Rosa Silverio la sentó un día y le dijo: "Debes tomar esto en serio". A partir de entonces, comenzó a participar en recitales. En 2009 publicó su poemario "Mudanzas".

De qué escribe

Aunque desde muy joven escribe de amor, luego surgieron otras preocupaciones: el tiempo que pasa, de la fragilidad propia, que el mundo cambia, de la muerte, del tiempo que alcanza para vivir y de lo social, lo que motivó a que estudiara periodismo.

Autores favoritos

Para Argénida: "Los poetas son como los días: todos diferentes", es por esto que confiesa que como todo escritor, aunque no lo diga, ha leído a Pablo Neruda. Luego conoció el trabajo del poeta español, Pedro Salinas, Fabio Fiallo, Jaime Sabines, Ann Sexton, Emily Dickinson y Gioconda Belli, quien es una poeta actual, muy femenina y feminista. Entre los dominicanos le encantó leer a René del Risco y Jeannette Miller.

Libros favoritos


"La literatura que se te queda es la que te impresiona o por bien escrita o por bien contada", por eso le gustó "El Perfume" de Patrick Süskind que califica como "un libro inolvidable". De cuentos hay uno que lo puede vivir cuando lo lee y lo recuerda, "El almohadón de plumas" de Horacio Quiroga, que describe como un cuento terrible, al igual que "La gallina degollada". Aprecia una compilación de poemas de Aida Cartagena de Portalatín. Su poema de toda la vida es "Mi vaso verde" de Altagracia Saviñón. Uno que no le avergüenza decir que lo ha leído ¡6 veces! es "La casa de los espíritus" de Isabelle Allende. En la narrativa dominicana califica como lo mejor a "La mujer" de Juan Bosch y "El hombre en el espejo" de Virgilio Díaz Grullón.

Frase favorita

"Quién sabe: lo que escribo lo tengo que comer, lo que no escribo: me devora a mí. No desaparece porque lo coma. Y no desaparezco porque me devore". Herta Müller, novelista alemana, premio Nobel de Literatura 2009.

20130916 http://www.diariolibre.com

+ Leídas

+ Leídas