20180714 https://www.diariolibre.com

Una carta dirigida al corazón. Una apasionante invitación al diálogo de los sentimientos, “que son guías de la razón”.

Vittorino Andreoli se dirige a los jóvenes de la manera más directa e inmediata: a través de una carta. Su objetivo no es comunicar teorías científicas o sentencias de verdad absoluta, sino expresar sus sentimientos y sus pensamientos con el ánimo de acortar la distancia generacional entre padres e hijos.

Con un lenguaje sencillo y una fuerte carga emotiva, Andreoli habla de los jóvenes -y también de sus padres y educadores- sobre los problemas que aparecen al afrontar la etapa de la adolescencia. Una fase en la que uno se siente horrible por fuera e inadecuado por dentro, y se esconde detrás de máscaras o de silencio. Descubrimos el amor y los misterios de la sexualidad. Nos enfrentamos a nuestros conflictos con la familia, inevitables y, la mayoría de las veces, imprescindibles para poder crecer.

Vittorino Andreoli, creador de este excelente libro para adolescentes, insiste en la importancia de las emociones, en la tendencia emotiva que puede resistir cualquier enfrentamiento entre generaciones. La adolescencia, según Andreoli, es un etapa obligatoria que todos debemos superar: cuando termina nos encontramos cambiados, y continuamos cambiando durante toda nuestra existencia.

Los adolescentes de hoy, como dice este escritor, con su sentido de naturaleza, de la paz y la justicia social, serán los que cambien el mundo. Y Andreoli solo pide que su libro sea leído en silencio.

Les recomiendo a padres y madres, este libro, porque los ayudará a vivir su vida y a educar a sus hijos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese