20180901 https://www.diariolibre.com

Tus palabras dirán lo que eres. Si tienes decisiones negativas no serás respetado. Cuando agredas, nacerá el rencor y será difícil que te perdonen. El perdón tiene dos caras: o te perdonan, o te ves implicado a perdonar. Eso lleva su tiempo o tal vez no llegue nunca. Dependerá del tamaño del agravio. Porque el perdón es un sentimiento que va naciendo con el tiempo. Hay personas que te obligan a perdonar pero no se dan cuenta que eso lleva su tiempo.

Los que van por la vida arruinando a otros, siguen como si nada. Y el perdón dependerá del tamaño y la profundidad que cause el mal. Habrá que examinarlo. ¿Perdonarás a las pocas horas a quien mate a tu madre? Mientras se tiene el corazón roto al diario vivir se llena de tristeza.

Si ves dentro de ti un insulto, una ofensa, sabrás que lo que viene es a llorar, sentir odio o querer que la persona sea condenada por todo lo que te ha hecho. Sentirás heridas nunca cicatrizadas. Habrá que pensar y eso dependerá de qué, de cómo y cuándo.

Hay que saber y tener presente que en la vida es preciso respetar y valorar. Cada cosa buena o mala lleva su tiempo. Perdonar sí o no, lleva la vida a un lugar que dependerá de la agresión. Si es muy fuerte es posible que no se perdone, si es débil es preciso perdonar aunque sea un silencio.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese