Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Variar los criterios de admisión a las carreras de educación, ¿una decisión basada en evidencia?

El MESCYT informó que ha designado una comisión para elaborar una nueva prueba de ingreso para las carreras de educación

Recientemente el MESCYT informó que ha designado una comisión para elaborar una nueva prueba de ingreso para las carreras de educación. De acuerdo con las declaraciones de la funcionaria recogidas por la prensa, se aplicarán dos pruebas, el POMA y otra que será adaptada al contexto nacional. Explicó que las decisiones que se están tomando sobre la formación docente parten del Estudio Evaluativo Programa de Formación Docente de Excelencia República Dominicana, publicado el año pasado por la OEI.

Esta decisión apunta claramente en una sola dirección, dejar de usar la PAA, la prueba más selectiva de las que se aplican para el ingreso a la formación docente. ¿Se basa esta decisión en los resultados del estudio antes referido? La respuesta breve es no.

Los datos estadísticos que analiza el estudio descartan que la cantidad de estudiantes que aprueban producto de la selectividad de las pruebas pueda ser un problema. Después de revisar, de forma detallada, los porcentajes de aprobación de las pruebas POMA y PAA, el estudio concluye que con una buena gestión del proceso “[…] 15,413 hubieran calificado para cursar una carrera de Educación (del 2017 al 2020, cuatro años con uno de pandemia).” La meta era admitir 5,000 estudiantes por año.

De igual modo, el mismo Estudio indica que “[…] si se les hubiera ofrecido un curso de nivelación a todos los que no superaron la prueba la primera vez, la cantidad de aprobados hubiera sido mucho más alta”. Además, concluyen que se encontraron indicios de relación entre los resultados de las pruebas y el rendimiento académico de los estudiantes por lo que sugirieron realizar otros estudios para estimar su valor predictivo que incluyera otras variables.

Los resultados del pasado concurso de oposición docente son preocupantes. El MINERD informó que fueron evaluados 71,826, solo 29,527 aprobaron, ni siquiera la mitad de los que se evaluaron lograron superar el concurso. La evidencia con la que contamos actualmente apunta a la necesidad de mantener los criterios de admisión o incluso a hacerlos aún más selectivos.

La frustración del estudiante universitario admitido a un programa para el cual no tiene las competencias es enorme, aún más cuando culmina y no es capaz de superar el concurso de oposición y obtener una plaza. El esfuerzo de cuatro años de estudios y toda la inversión que esto implica no lo llevaron a conseguir su meta. Muchos de ellos estudiaron con becas estatales o en universidades financiadas por el Estado Dominicano, el otro gran perdedor de este proceso.

De nada vale contar con la inversión, si las políticas no apuntan en la dirección correcta. Francamente no entendemos cuál es el objetivo de sustituir la prueba más selectiva, la PAA, cuando hay otras vías para hacer crecer el número de admitidos en los programas de educación. Y, sobre todo, antes de tener los datos precisos de los resultados que obtuvieron en el pasado concurso los aspirantes a los que si se les exigió la PAA como requisito de entrada para su formación universitaria.

David A. Capellán y Luisa Taveras

TEMAS -