Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La cercanía de Orlando Jorge Mera

El ministro prefería relaciones más cercanas

Expandir imagen
La cercanía de Orlando Jorge Mera
El ministro Orlando Jorge Mera y Marvin del Cid. (FOTO: ARCHIVO)

No era difícil reunirse con Orlando Jorge Mera en su despacho. Un viernes, hace apenas 15 días, me recibió para tratar diferentes temas. Siempre amable y dispuesto a escuchar.

Entre muchos temas hablamos sobre Valle Nuevo y la protección a los cielos oscuros del país, por un artículo que recientemente publiqué  en Diario Libre, sobre un telescopio construido en el país. Al explicarle por qué había que proteger el cielo oscuro, y que no existe una normativa en República Dominicana, me preguntó sobre qué podía hacer desde el Ministerio. Quedamos en ir con los astrónomos locales a probar el aparato, sabiendo que con vivir la experiencia lo convencería de la importancia de lo que le planteaba. Todo estaba pautado para el sábado de esa misma semana, pero por asuntos de trabajo tuvo que cancelar, quedamos en reagendar la experiencia y se disculpó.

Lo entrevisté varias veces desde que llegó al cargo  y siempre terminamos hablando de los manatíes liberados, uno de sus primeros proyectos, del que siempre se sintió orgulloso y que este mes se cumplirá un año de que Juana, Pepe y Lupita hayan sido liberados a la vida silvestre, por su iniciativa, casi personal.  Me dijo que siempre veía mis posts en las redes de los manatíes, también teníamos pendiente una entrevista para un documental sobre los tres animales.

Este fin de semana publicaba en sus redes sobre las indemnizaciones a los campesinos en Valle Nuevo, uno de los grandes temas pendientes de su gestión, junto al rescate de Sierra de Bahoruco y Los Haitises. Ayer mismo, grupos ambientales criticaban en un comunicado la situación en que se encuentran estás áreas protegidas y otras tantas, lo que seguro lo tenía preocupado.

Temprano por la mañana escribí al Ministerio esperando una reacción a este comunicado, y minutos antes de la trágica noticia me informaban que estaban preparando una respuesta.

Orlando tenía muchos frentes abiertos y siempre trataba de dar una respuesta a los medios y grupos ambientales, con algunos de estos últimos era una especie de relación entre el  amor y odio.

Ese viernes, la última vez que lo vi, terminaba contándole que regresaba a Diario Libre a escribir periódicamente y me dijo que las puertas de su despacho estaban abiertas. Nos pusimos de pie y me dijo: ”¿Te diste cuenta que está diferente el despacho?”, lo recorrí visualmente y era evidente, ya no estaba ese gran escritorio de madera donde tuve la oportunidad de entrevistar a ministros pasados.

En su lugar tenía una modesta mesa de trabajo con varias sillas, me dijo que ese escritorio no iba con su estilo de trabajo, que prefería relaciones más cercanas.

Hoy, una de esas relaciones cercanas le quitó la vida en ese mismo despacho.

TEMAS -

Guatemalteco con estudios en Ciencias de la Comunicación y amplia experiencia en el campo visual y multimedia. Ha trabajado para varios medios de comunicación en Guatemala y República Dominicana, y sus fotografías han aparecido en importantes publicaciones en diferentes partes del mundo.