Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Mensajito

No hay que ser muy brillante para darse cuenta de que los estadounidenses se metieron de alguna forma en el debate y mandaron su mensaje de apoyo a la iniciativa

Expandir imagen
Mensajito
La aprobación de la ley de extinción de dominio parece que tuvo a Estados Unidos como telonero. (DIARIO LIBRE)

El Congreso pudo ponerse de acuerdo de manera extraordinaria y aprobó de forma unánime, tras largos años de espera y meses de intenso debate, la polémica ley de extinción de dominio, la cual dará recursos poderosos a la hora de que los corruptos tengan que rendir cuentas.

La pieza fue debatida duramente, se le dio para atrás y para adelante, estuvo a punto de morir de nuevo y, de repente, se gestó un consenso que me sorprendió. Me estuvo raro que luego de tanto conato de colgarla, de darle largas al asunto y de buscarle las cinco patas al gato, se aprobara la ley en el último día sin nadie en contra.

Entonces llegó la declaración que le dio sentido a todo. La Embajada de Estados Unidos aquí, como si supiera lo que iba a ocurrir, emitió una inmediata declaración en la cual apoyó la medida y señaló que “Estados Unidos siempre apoyará a quienes luchan por justicia y transparencia”. Esa reacción no fue espontánea y estaba planificada, que me perdonen, porque esos mensajes despachados por canales diplomáticos no salen de imprevisto. No hay que ser muy brillante para darse cuenta de que los estadounidenses se metieron de alguna forma en el debate y mandaron su mensaje de apoyo a la iniciativa, lo cual puso fin a la pelea pública. La pregunta que me hago es: ¿qué busca Estados Unidos con la aprobación de una medida como esta?

No hay duda de que cualquier herramienta para combatir la corrupción será bienvenida por el gobierno estadounidense, que ha visto cómo sus socios en la región han ido mermando y perdiendo popularidad por encabezar gestiones corruptas que desangran las arcas públicas. 

No es la primera vez que Estados Unidos se refiere a la problemática de la corrupción en República Dominicana y este mensajito es parte de un contexto mucho mayor, que es la búsqueda de limpiar a República Dominicana de los esquemas corruptos que han manchado su reputación. Ojalá por estos rumbos el mensajito se entienda y el Ministerio Público anote que tiene un aliado en Estados Unidos, que nos tiene el ojo puesto.

TEMAS -

Periodista puertorriqueño y Subdirector de Diario Libre. Ganó el Premio Nacional de Literatura Puertorriqueña, Categoría Periodismo, en 2018, por sus columnas en el periódico El Nuevo Día, del cual fue Director Asociado.