Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Negacionismo

Como van las cosas, en Estados Unidos las próximas elecciones se tratarán sobre el poder de la mentira y la integridad de todo un sistema.

Expandir imagen
Negacionismo
El Partido Republicano ha sido tomado por un sector ultraconservador que usa teorías de conspiración para adelantar su agenda. (ARCHIVO)

Lo que pasa en Estados Unidos no tiene nombre y es indignante. La mentira se impone disfrazada de un concepto que llaman ahora “negacionismo”, un movimiento en el Partido Republicano que impulsa la teoría de que Donald Trump no perdió las elecciones en el 2020.

Los candidatos que defienden semejante barbaridad de teoría, que ha sido desmentida con evidencia por autoridades electorales de ambos partidos a través de todo Estados Unidos, han ido ganando terreno poco a poco y el martes pasado varios de ellos se impusieron en carreras primaristas en importantes estados, como Arizona, Michigan, Pennsilvania y Nevada. 

Así se confirmó que el Partido Republicano ha sido tomado por un sector ultraconservador que utiliza la mentira como base política y que se ha salido con la suya con el negacionismo como herramienta, aprovechando y alimentado la desconfianza que tiene un grupo de la población en las estructuras gubernamentales y electorales.

El mensaje que esta gente propaga es que hubo un fraude electoral masivo en 2020 y que Joe Biden subió al poder porque le robó las elecciones a Trump. No dicen nada más, no presentan evidencias, no hay testimonios de primera mano, no hay ciencia, nada. Sólo lo repiten una y otra vez con mucha intención. Argumentan que la investigación congresional que se lleva sobre el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021, que el proceso judicial en Georgia por un atentado al sistema electoral y que el gran jurado pedido por el Departamento de Justicia para indagar en un posible intento de golpe de Estado, son parte de ese andamiaje que se opone a que Trump sea presidente.

Y quienes lo creen lo hacen ciegamente. No consideran los testimonios presentados en las audiencias congresionales, donde los propios dirigentes o funcionarios republicanos han confirmado el intento del magnate de quedarse en la Casa Blanca a pesar de una derrota limpia.

Como van las cosas, en Estados Unidos las próximas elecciones se tratarán sobre el poder de la mentira y la integridad de todo un sistema. Veremos cuál triunfa.

TEMAS -

Periodista puertorriqueño y Subdirector de Diario Libre. Ganó el Premio Nacional de Literatura Puertorriqueña, Categoría Periodismo, en 2018, por sus columnas en el periódico El Nuevo Día, del cual fue Director Asociado.