Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

La gran estafa

El ministro Hernández aseguró que someterá a la justicia a los estafadores y se comprometió a llevar a las autoridades a todo aquel que no haya cumplido, para lo cual creará una comisión que detecte esos fraudes.

Tras estas semanas de discusión sobre el uso del 4 % del Producto Interno Bruto en la educación, he llegado a la conclusión de que hay que considerar la creación de una contraloría especializada que se dedique exclusivamente a seguir de cerca la ejecución de ese dinero.

Estuve en el Palacio Nacional cuando el presidente Luis Abinader presentó el escandaloso escenario que dejó el pasado gobierno, que no completó sobre 700 escuelas, algunas de ellas incluso sólo existentes en papeles, pues el constructor no tenía ni un solar, a pesar de que recibió un adelanto de dinero.

También quedé boquiabierto con el escenario descubierto por Diario Libre en el manejo de los libros digitales, cuyo autor es un chofer que no tenía ni idea de lo que le hablaban cuando se le preguntó sobre su autoría.

Y ahora estalla la gran estafa, cuando el ministro Ángel Hernández señaló que el Ministerio de Educación fue timado por 126 millones de pesos, al no ejecutarse dos licitaciones para adquirir de 187,000 butacas para las escuelas, de las cuales fueron entregadas sólo 15,000.

Esas licitaciones, como las de los libros digitales, no son del pasado gobierno, son de este, y ocurrieron bajo la sombrilla del exministro Roberto Furcal.

El ministro Hernández aseguró que someterá a la justicia a los estafadores y se comprometió a llevar a las autoridades a todo aquel que no haya cumplido, para lo cual creará una comisión que detecte esos fraudes.

Hace lo correcto el ministro Hernández, sin dudas, se le aplaude. Lo que ha ocurrido con el mal uso del 4 % en Educación da grima, ofende y provoca muchas ganas de ver presos a todos los que usan el dinero de educar a nuestros niños para beneficiar su estilo de vida.

Igualmente, soy de la opinión de que la mejor arma es la prevención y se ha tornado evidente que los mecanismos actuales son incapaces de detener a los corruptos. Hace falta un ojo más directo vigilando esos recursos para la educación y lanzo la idea de una contraloría especializada, para evitar otra gran estafa.

TEMAS -

Periodista puertorriqueño y Subdirector de Diario Libre. Ganó el Premio Nacional de Literatura Puertorriqueña, Categoría Periodismo, en 2018, por sus columnas en el periódico El Nuevo Día, del cual fue Director Asociado.