Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Herramientas
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

¡Qué descaro!

Al paso que vamos, nos quedaremos sin democracia

Hay que renovar la clase política, con urgencia, porque al paso que vamos, nos quedaremos sin democracia y seremos gobernados por una nueva forma de dictadores concertados repletos de descaro. No es un fenómeno exclusivo de República Dominicana, claro que no, pues es un problema global. Son señores o señoras bien vestidos, con trajes a la medida, con sus cabellos pintados, joyas caras y, generalmente, un sentido poco amplio de la cultura, así como un malgusto generalizado en su conducta.

Ese estereotipo del político de esta era ha contaminado y penetrado las esferas de poder con astucia, por lo que pocas veces sus malas mañas acaban delante de la justicia, pues ellos se han encargado de controlarlo todo, desde el policía de la base hasta los jueces de las cortes supremas. Y lo terrible es que parece que sus ambiciones no tienen límites y sus niveles de descaro son alarmantes.

Tomemos algunos ejemplos concretos aquí, con sabor criollo. Si echan un vistazo verán cómo nuestros bien vestidos y acicalados legisladores han hecho frente para protegerse a la hora de reclamar su derecho para importar carros de lujo, cómo violan la ley y colocan propaganda política cuando no deben, cómo defienden a aquellos que son señalados por sus vínculos a actos de corrupción o al narcotráfico y cómo se atreven a irse a hacer campaña proselitista y reducir su tiempo de servicio, pero sin rebajarse un peso de sus beneficios y sin explicar de dónde salió el dinero para promover sus aspiraciones.

La política ha sido asaltada por una claque que parece más un organismo delincuencial que uno de servicio público. Es cierto que hay sus excepciones, pero por desgracia, son muy pocas y domina el descaro. Ellos son un peligro para nuestras democracias, porque son el caldo de cultivo perfecto para que la delincuencia se traspase a la legalidad, lo que acaba en que se impongan los populismos o los sistemas autoritarios. ¿Ustedes creen que los Bukele de la vida salen de la nada? No, ellos emergen del cansancio social que provoca a la mayoría el abuso de esos políticos que tienen la cara de lata. ¡Qué descaro!

TEMAS -

Periodista puertorriqueño y Subdirector de Diario Libre. Ganó el Premio Nacional de Literatura Puertorriqueña, Categoría Periodismo, en 2018, por sus columnas en el periódico El Nuevo Día, del cual fue Director Asociado.