20180417 https://www.diariolibre.com

Me resultó de mal gusto que los curas Masalles y Castro Marte fijaran posición en contra de las primarias abiertas. No les resto derecho, pero es que en ocasiones la iglesia católica aparenta que está en todo, menos en misa. Esta vez, al abordar ese tema, los representantes de Cristo denotan ausencia de espíritu de cuerpo; los veo descoordinados y con un personalismo que los asemeja a un partidito de esos en los que no existe control ni cohesión, y en los que cada cabeza es un mundo, lo que no ayuda a la misión eclesial. Quizá ahora, en lugar de tomar partido en rechazo de las primarias abiertas, que es en sí contra Danilo, debieran hacerlo en favor del diálogo y, de paso, defender la institucionalidad democrática.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese