20180212 https://www.diariolibre.com

Fue muy gráfico e ilustrativo lo que aconteció en la UASD. La federación que agrupa a las distintas asociaciones de profesores “decretó” un paro de labores docentes sin consultar a los maestros y tras el evidente fracaso convocó a una asamblea para que sus miembros opinaran, y optaron por lo contrario de lo que habían decidido sus dirigentes. Eso sería grave de muerte en cualquier gremio en que primara la democracia interna, lo que conllevaría ipso facto a la renuncia de los que dirigen. Pero no en la UASD; tampoco en la ADP ni en el Colegio Médico, y mucho menos en el Falpo y en los grupos “populares”, que llaman a huelgas de manera viciosa sin consultar ni informar a los que dicen representar. Seguiré con el tema.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese