20180612 https://www.diariolibre.com

Leonel y Danilo podrán entenderse y zanjar su confrontación actual si apelan a la historia del PLD, porque ambos se enfrentaron y el partido pudo salir a camino en 2007, 2011 y 2015. Aunque la realidad de 2018 es diferente, hay un criterio que fue determinante en el pasado: se entienden o uno muere, y con él medio partido. Leonel, determinado a ser el candidato, debe quitar acidez a la confrontación y recordar lo que dijo en abril de 2007 refiriéndose a Danilo: “A un presidente de turno no se desafía y su partido lo respeta”. Y Danilo, obligado sí o sí a salir airoso en lo que finalmente decida, debe entender que su rol actual trasciende malquerencias. Su apuesta principal sería culminar su gestión razonablemente bien.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese