El Gobierno y el partido

Una designación que Abinader no se puede economizar es la del enlace entre el PRM y su gobierno, para cuando “las bases” presionen por empleos y empiece la queja de que son ignoradas por los funcionarios. Es más importante todavía porque apunta a que toda la dirección del partido va para el Estado, a juzgar por los cargos públicos que ostentarán figuras claves como Paliza, Fulcar, Carolina, Deligne, Ceara, Chu, doña Milagros... y faltan otros ministros, viceministros y directores generales. Por la compleja encomienda que les espera, ninguno dispondrá de tiempo para atender al partido. Por eso creo que se desenfoca Paliza al afirmar que los nombramientos “son una forma de que haya un vínculo fuerte entre partido y Gobierno”.

+ Leídas