El tapón del toque de queda

Un asunto risible en el horario del toque de queda es el tapón vehicular pues una hora de antelación es insuficiente para que las personas se trasladen a sus hogares desde el lugar de trabajo o cualquier otro sitio. Pese a lo chocante que resulta, podría servir de enseñanza para futuras medidas para el descongestionamiento y regulación del transporte público y privado, como sería la modificación de horarios de los centros docentes y grandes establecimientos comerciales. Es un buen punto de partida que podría contemplar también que los vehículos, por sus placas, circulen de forma interdiaria. No puede faltar una batida sin compasión para eliminar chatarras, lo que de paso reduciría el nivel de ruido y la polución.

+ Leídas