20180614 https://www.diariolibre.com

En el calendario de la patria el 14 de junio es una fecha señera, porque hace 59 años en un día como hoy un grupo de hombres valientes, con su ejemplo y armas en manos, sembraron la semilla que dio como fruto la decapitación de la férrea tiranía de Rafael Trujillo. No es un día cualquiera. Quizá lo sea para aquellos malos dominicanos que no descansan en su afán de que el pueblo pierda su memoria histórica; que se quede sin nada que venerar y que no tenga referentes como Enrique Jiménez Moya y los demás valientes patriotas que le acompañaron en aquella epopeya gloriosa. ¡Loor a los héroes y mártires de junio de 1959! ¡Gloria imperecedera a los que con “su sangre noble encendieron la llama augusta de la libertad”!

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese