20180411 https://www.diariolibre.com

Sería iluso pretender que la iglesia católica sea homogénea en todos sus enfoques, pero advierto una grave incongruencia en que dedicara tres de las siete palabras del Viernes Santo a denunciar un supuesto “patriotismo barato” y la siembra de “odio y xenofobia” contra los haitianos, mientras que para el 27 de febrero en la mayoría de las iglesias las homilías coincidieron en elevar el valor de la Patria y en exigir control a la excesiva migración ilegal y que se fortalecieran las leyes migratorias, cuestión que ha estado presente en muchas de sus cartas pastorales y mensajes. En las Siete Palabras los curas olvidaron, al criticar a “falsos patriotas”, que entonces la inmensa mayoría de sus feligreses serían unos traidores.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese