20180215 https://www.diariolibre.com

Una de las muchas razones por las que el periodismo ha perdido seriedad e influencia y está entre las profesiones más degradadas, es porque proliferan los enganchados, la superficialidad, el periodista que no orienta y se hace eco de rumores falsos y el entrevistador (a) que recuerdan por su desahogo personal, por su excesiva vehemencia, y no por el tema que aborda. Para mayores males, ahora el meme tiene categoría de noticia y los hechos, sin verificarlos ni contrastarlos, se despachan con un tuit, a lo que se suman “comunicadores” que mienten sin inmutarse y los que cuando desenmascaran sus mentiras continúan sin el menor rubor, hablando para sí mismos, en una sola vía, como el que se canta y también se llora.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese