Ir a votar con piedras

A las elecciones se va a ganar o a perder. Aparenta una perogrullada pero la expresión encierra una gran verdad siempre que los que compitan tengan la madera del demócrata y sus líderes la estirpe del estadista. Sin embargo, el tono de los discursos al acercarse el 5 de julio enrarece el ambiente, lo que deja la sensación de que nos encaminamos a una conflagración y no a un evento del que se dice es el mayor ejercicio de civismo y participación. No dudo que de hoy al domingo aparezca quien llame a que se acuda a votar llevando piedras consigo, como lo sugirió Bosch en 1966 a tan solo 48 horas del día de las elecciones. “... con piedras, para defenderse, no para atacar a nadie”, dijo el profesor para atenuar el exabrupto.

+ Leídas