La dicha del político de RD

La escasez de hechos concretos deja la sensación de que el país se repite todos los días, con las mismas noticias y protagonistas, en lo que tienen parte de la culpa los medios de comunicación que a cualquier sandez de un político dan amplio despliegue. Esa generosidad con los políticos y sus eternas rebatiñas, las que en ocasiones hasta definen la agenda nacional, resultan un contrasentido en una prensa que siempre insiste en que se eleve el nivel del debate. La cobertura al “declaracionismo” contribuye a que prolifere el político experto en lograr figuración; el que no aporta al adecentamiento de su oficio; el que improvisa y el que propone, cual humorista repentista, lo primero que le llega a la mente.

+ Leídas