20171101 https://www.diariolibre.com

A Emma Polanco le resultaría imposible llegar producir cambios sustanciales en UASD, si no pacta con los intereses que se conjugan en esa academia y que lastran su desarrollo. Ese es uno los principales escollos que deberá enfrentar y a los que ella misma no es ajena, pues allí no basta con ser serio y capaz. Es precondición para ganar, transar y asumir el compromiso de reeditar los esquemas y métodos vigentes y cargar con una rancia y parasitaria burocracia. Empero, creo que bien puede dársele a Emma la oportunidad de llevar a la práctica su propuesta, no solo por ser capaz y por ser mujer aunque, vaya contradicción, también por ser mujer, porque a la indomable UASD quizá no le sentaría mal si le pusiéramos una falda.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese