20170718 https://www.diariolibre.com

En los medios de comunicación abundan “opinadores” que plantean una cosa hoy y mañana, cuando la realidad los desmiente, dicen otra y siguen como si nada hubiera pasado. Esos han acumulado tanto descrédito, que nadie presta atención a sus sandeces, y que si cobraran por los aciertos de sus vaticinios vivirían en pobreza extrema. Pero lo que me asombra es ver cómo se obnubila la mente de plumas acreditadas, comunicadores de cierto respeto para quienes todo lo que acontece que no sea acorde con sus prédicas anticorrupción, dicen que son estrategias para desviar la atención, como ahora que ponen a los haitianos de pretexto. El fanatismo hace olvidar a algunos maestros del periodismo que la mejor manera de sacar provecho a los hechos, a la realidad, es analizarla al margen de caprichos y humores personales.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese