20170812 https://www.diariolibre.com

En los partidos del sistema se lucha por puestos. En unos por posiciones en la estructura y en otros por candidaturas para el 2020. Son disputas soterradas, en unos casos, y en otros de abierta y poco disimulada rebatiña. La experiencia enseña que a la postre las cúpulas se reparten los puestos sin que la “militancia” avale la calidad del beneficiado, por lo que propongo a esos partidos, en especial los que andan metidos en procesos convencionales, que para evitar problemas e impedir que se impongan los conciliábulos y trapisondas, implementen un método más democrático: que rifen los cargos, porque es mejor que decida el azar que los intereses de rancios dirigentes pegados a sus posiciones como la hiedra a la pared.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese