20171012 https://www.diariolibre.com

La ONU llegó a Haití en 1990 con una misión de observación de las elecciones que ganó Aristide, y se involucró tanto que ya para 2004 creó la Minustah, una fuerza de paz con más de 20.000 militares en el terreno. Luego de 27 años, se retiran las tropas con el penoso balance de la propia ONU de que es mucho el trabajo que resta por hacer en lo que se refiere a policía, Estado de Derecho y derechos humanos. A su partida, la ONU lo deja prácticamente todo igual, porque una de sus conclusiones es que se va sin haber generado mejores condiciones de seguridad. Es un nuevo reto para las autoridades dominicanas, que para consumo público venden la peligrosa idea de que es lo mismo Haití con los cascos azules que sin ellos.

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese