Nuevo vuelo de los Tucano

A juzgar por el silencio que guarda la “sociedad civil” y los que en el país lo objetan todo, el acuerdo para un juicio penal abreviado a que llegó la empresa de Brasil Embraer con la Procuraduría ha sido correcto. A mí me complace; es una forma de hacer más expedito el trámite procesal y posibilita que haya sanción, ya que los brasileños se comprometieron a dar nombres de personas y a identificar mecanismos, desembolsos y transacciones. La saga por la compra de los Tucano estrena un nuevo capítulo; ojalá que ahora el caso no se quede en rampa, como las veces anteriores en que por retaliaciones políticas, influencias e intereses económicos el expediente por la compra de los aviones no logró alzar vuelo.

+ Leídas