Pudo haber sido peor

Una semana mala con la pandemia en sus buenas y una tormenta tropical como si faltara algo. Sobre la COVID-19 los indicadores mandan a que se impongan restricciones más fuentes, o por lo menos que se saque de las calles a la mayor cantidad posible de personas; no basta con cerrar el país de noche y abrirlo de par en par durante el día. En cuanto a la tormenta, su impacto pudo ser peor con las tantas provincias en rojo, lo que suponía evacuaciones obligatorias, pero las autoridades fueron sabias al evitar, hasta donde se pudo, la promiscuidad de los albergues. Aplausos para los organismos de socorro que mostraron otra vez coordinación interinstitucional y lo mucho que se ha avanzado en prevención de desastres y respuestas a emergencias.

+ Leídas