Sin temas para opinar

Manifestaba un amigo, y no era de relajo, que habría quien lamentara que el incendio en el vertedero de Duquesa lo estén apagando porque salía de agenda ese tema. Estima que abunda el que anda, para tener de qué hablar, al acecho de algún hecho porque su capacidad solo alcanza para hacer el coro. No me atrevería a tanto como ese amigo, pero el mediocre me es ajeno y porque él nunca se zafará de esa condición, lo dejo creerse el que más sabe. Pierde su tiempo el que se angustie y el que piense por el accionar de este tipo de individuo que no valió la pena estudiar y tampoco ser honesto, pues el buen profesional fija su camino, como lo escribió una vez O. Bradley: “Por las estrellas, no por las luces de cada buque que pasa”.

+ Leídas