La sociedad espera cambios reales

La sociedad dominicana ha depositado su confianza en las nuevas autoridades; la mayoría de los ciudadanos eligió y está expectante. La deuda social es grande y los cambios deben ser profundos en salud, educación, transparencia, fortaleza institucional, transporte, energía eléctrica, seguridad, medioambiente, empleo, pobreza...

El presidente Luis Abinader y el PRM deben tener claro que la gente aspira a que el manejo del poder sea diferente, que las instituciones funcionen, y que su triunfo es el resultado del cansancio de la población tras 16 años de gestión, de la falta de respuesta a los reclamos de transparencia y la división del PLD.

La clase media se fortaleció con el PLD, eso está claro; los gobiernos peledeístas avanzaron en las soluciones de muchos de los problemas, pero no lograron respuesta definitiva para estos ni para los reclamos contra la corrupción y la impunidad, a pesar de las manifestaciones de grupos como Marcha Verde. Esa misma clase media sacó al PLD del poder y volverá a sacar a cualquier partido que no gobierne bien.

La mayoría de las demandas de hoy han alimentado el espíritu de cambio desde el ajusticiamiento de Trujillo, en 1961. La gente votó por el cambio en 1978 y eligió a Antonio Guzmán (PRD); en 1986 por Joaquín Balaguer, ya anciano, ciego y con dificultades motoras y el lastre de doce años de persecución, muerte, represión... (1966-1978). En esas condiciones gobernó diez años y decidió su sucesor: Leonel Fernández (1996), con un PLD que el profesor Juan Bosch creó y la población asumió como diferente, que despertó grandes expectativas; también votó por el cambio con Hipólito Mejía y el PRD, en el 2000. Leonel regresó con el PLD al poder en el 2004, gobernó ocho años, le sucedió Danilo Medina por ocho años más. En 54 años, con seis presidentes, seguimos esperando soluciones.

Las condiciones están dadas para que Abinader logre cambios reales. De eso dependerá seguir en el poder.

jreyes@diariolibre.com

Temas

+ Leídas