Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Microsoft se prepara para la evolución de la industria de los videojuegos

Desarrollo de ecosistema interconectado sería el futuro

Expandir imagen
Microsoft se prepara para la evolución de la industria de los videojuegos
Microsoft es un titán de los videojuegos con su división Xbox . (SHUTTERSTOCK)

Microsoft es uno de los gigantes tecnológicos con más impacto en la vida diaria, y a lo largo de los años se ha convertido en una empresa que va más allá de la creación de sistemas operativos para computadores con su OS Windows, o con la creación de herramientas de productividad con su suite Office 365; la compañía se convirtió en un titán dentro de la industria de los videojuegos con su división Xbox, y es a través de esta que la empresa está preparándose para la siguiente evolución del sector “gaming”.

La división Microsoft Xbox es comandanda por Phil Spencer, y se encarga de desarrollar su propio hardware como lo son sus consolas Xbox y sus periféricos. Pero también se han encargado de crear sus propios títulos a través de su propia desarrolladora, Xbox Studio. Además, han creado la más robusta red e infraestructura de juegos en línea, mientras buscan ser disruptivos dentro del nuevo segmento del streaming de videojuegos.

El gigante tecnológico entró a la industria de los videojuegos en el año 2001, siendo la primera empresa estadounidense en lanzar una nueva consola desde Atari, iniciando su competencia contra dos marcas bien establecidas en el mercado como lo eran la clásica Nintendo y la revolucionaria Sony PlayStation. De acuerdo con la empresa, la primera generación del Xbox logró vender 24 millones de unidades para el 2006, lejos de los 155 millones de PlayStation 2 vendidos por Sony.

Pero fue con la salida de la Xbox 360 con la que Microsoft asentó su marca como competidor, logrando vender más de 84 millones de unidades durante su vida útil, de acuerdo con datos de la empresa. En ese momento la estrategia de Microsoft se basó en competir en el precio de la consola, el cual era más atractivo que los altos precios de la PlayStation 3. Además, el servicio en línea fue revolucionario y más llamativo que la competencia. Al final de esta generación la PS3 terminó vendiendo unas 87 millones de unidades, pero el mercado ya estaba dividido y había competencia.

Con la siguiente generación, Microsoft apostó a crear un sistema de entretenimiento completo al que bautizó como Xbox One. La premisa de la consola, y cómo lo mercadeó la compañía fue como la compra de un equipo que sustituiría a los demás equipos en la sala de estar. Pero las polémicas estrategias sobre la supuesta no compatibilidad y no intercambio de títulos entre usuarios le jugó en contra.

La percepción general era que la división Microsoft Xbox se estaba enfocando en otras áreas y no solo en la creación de video juegos; contrario a lo que vendió Sony con su consola PS4, la cual estaba enfocada en solo ofrecer una experiencia única de juegos para los videojugadores.

Los errores de esta generación sirvieron para que la empresa diera un paso atrás y reenfocara su visión al mediano y largo plazo.  

Controlando la creación de videojuegos

Otra de las polémicas decisiones que viene realizando Microsoft es la compra de grandes estudios de videojuegos como Betesta y Activision Blizzard. Con estas adquisiciones la empresa obtiene los derechos de grandes títulos como Call of Duty, Diablo, Overwatch, entre otros.

Una nueva era

Con la llegada de la nueva generación de consolas, Xbox Series S/X, Microsoft regresó a sus inicios, ofreciendo una consola enfocada en los “gamers” con atractivos precios entre los 300 y 500 dólares dependiendo de la versión.

Pero más allá de solo competir en las ventas de consolas, Microsoft puso en marcha una nueva visión, la cual está enfocada en darle la capacidad a los usuarios de acceder a su servicio de videojuegos desde cualquier lugar y equipo. Para esto la empresa ha desarrollado su plataforma de juegos en la nube, y ha logrado crear un ecosistema digital que permite a los usuarios jugar desde su consola, computador o teléfono móvil.

Meses atrás la empresa anunció que se encontraba desarrollando un equipo streaming para televisores, así como el FireTV de Amazon, el Chromecast de Google o el AppleTV de Apple. Este equipo estará disponible en los próximos meses, según las informaciones de la empresa.  

Como estrategia de negocio para captar más adeptos, la empresa ofrece el servicio streaming gratis, el usuario solo necesita de una cuenta de Microsoft.

Además, hace unos meses atrás la empresa surcoreana Samsung anunció que se encontraba trabajando en desarrollar televisores inteligentes con la capacidad de correr plataformas streaming como Google Stadia y eventualmente Microsoft Game Pass.

Microsoft está dedicando sus esfuerzos a crear una infraestructura y ecosistema de su servicio de videojuegos conectado en todos los lados. Esta estrategia está enfocada en el futuro cercano, uno en el que el usuario no dependa de acceder en un solo lugar o con un solo equipo; estas ventajas y oportunidades han sido gracias al acelerado avance en las tecnologías y las telecomunicaciones.

Decir si la empresa comandada por Nadella tendrá éxito o no es muy apresurado, pero esta visión es compartida y temida por su competencia. Sony PlayStation ha mostrado su interés en intentar crear una infraestructura similar.

En estos momentos el sector tecnológico en general se encuentra buscando y preparándose para la próxima evolución y disrupción; el Metaverso se está desarrollando entre algunas de las grandes empresas como Meta. Mientras que Microsoft está preparándose para la siguiente etapa de la industria de los videojuegos, una en la que podamos jugar desde cualquier dispositivo.

Eliminando tus claves de la web

  • Esta semana en Martes de Tecnología les explico los nuevos planes que tienen Google, Apple y Microsoft para eliminar el tedioso sistema de claves como lo conocemos hasta ahora. Además, Razer lanzó un nuevo equipo al mercado de portátiles de gama alta con grandes capacidades pero con un precio absurdo.

  • Sin claves. En un esfuerzo en conjunto se encuentran trabajando Microsoft, Google y Apple para agilizar los accesos a cuentas y dejar el sistema de claves en el pasado. Estas tres empresas anunciaron que se encontraban colaborando para crear un sistema de autenticación a través de los móviles; es decir, que cuando tengas que acceder a alguna web o servicio en línea, apruebes la entrada a través del móvil y no colocando una clave. Google y Apple vienen aplicando sistemas parecidos en sus plataformas y ecosistemas, a través de los cuales los usuarios pueden con un clic en el teléfono inteligente dan permiso para acceder a servicios en línea o realizar compras.

  • Razer. La marca Razer es sinónimo de portátiles y periféricos de altas capacidades para el sector de los videojuegos, y la más reciente oferta es el modelo de laptop Blade 15. Dentro de las especificaciones técnicas cuenta con una pantalla de 15.6 pulgadas con resolución QHD y un absurdo tiempo de actualización de 240Hz; mientras que en términos de procesador trae un Intel i9 de 12ma generación junto a un GPU NVIDIA RTX 30. La capacidad de memoria RAM alcanza los 32Gb y 1TB de almacenamiento. En términos de diseño Razer siempre ha mantenido un estilo minimalista y atractivo, y este sigue presente en este equipo. Sin embargo, el gran “pero” que ha perseguido a la marca también se mantiene, y me refiero a los altos precios que les colocan a sus productos y que son bastante lejanos a los que ofrece la competencia. Para la Razer Blade 15 los precios inician a partir de los tres mil dólares y superar los cuatro mil dólares la unidad. Este es un equipo poderoso y portable, pero es una compra para aquellos con los bolsillos profundos. Recomiendo ver otros productos del mercado con especificaciones similares.


TEMAS -

Comunicador y mercadólogo, especialista en desarrollo de proyectos y marcas, manejo de nuevas tecnologías y analista de deportes y tecnología de consumo.