Compartir
Secciones
Podcasts
Última Hora
Encuestas
Servicios
Plaza Libre
Efemérides
Cumpleaños
RSS
Horóscopos
Crucigrama
Más
Contáctanos
Sobre Diario Libre
Aviso Legal
Versión Impresa
versión impresa
Redes Sociales

Twitter: problema tecnológico, mediático y político

Debate sobre las políticas de libertad de expresión divide a sectores

Rezago tecnológico de la empresa la hizo menos atractiva para usuarios e inversionistas

Expandir imagen
Twitter: problema tecnológico, mediático y político
Elon Musk.

Las últimas dos semanas el excéntrico Elon Musk y la red social Twitter se han convertido en los principales titulares dentro del universo tecnológico, y la conversación se ha volcado a las decisiones que ha tomado el nuevo dueño de la empresa digital; sin embargo, los problemas de Twitter son más políticos, mediáticos y tecnológicos.

Para entender toda la realidad de Twitter es necesario comprender que esta es una empresa tecnológica en la que su mayor activo es su base de usuarios y la data de estos, y su principal entrada económica es la venta de anuncios.  

Mucho antes de que al dueño de Tesla y SpaceX se le ocurriera la idea de comprar la empresa, la red social se encontraba con la realidad de que se habían frenado en el crecimiento de la cantidad de usuarios, actualmente la red posee más de 237.8 millones de usuarios activos monetizables, según datos de la empresa de datos Statista. Mientras que sus ingresos anuales superaron los 5 mil millones de dólares en 2021, pero con una pérdida de 221 millones de dólares, de acuerdo con reportes de la empresa.  

Estos números están lejos de competir con los 2.1 mil millones usuarios de Facebook, los dos mil millones que utilizan Instagram y los 755 millones de personas que utilizan TikTok.  

El gran valor que tiene Twitter para sus adeptos también fue una espada de doble filo; me refiero al espacio “libre” y sencillo para que cada usuario se exprese. Desde su fundación en 2006, la red ha cambiado poco; de hecho, la visión de la empresa desaprovechó la compra de la red social de video cortos Vine.  

Básicamente, Twitter no ha producido ninguna otra tecnología que la haga más atractiva para los inversionistas; contrario a Meta, empresa que adquirió a la que veía como su principal competencia, Instagram. Además, compró a un creciente servicio de mensajería digital, Whatsapp. También, decidieron comprar a la empresa Oculus, adquisición que se ha convertido en su punta de lanza para el desarrollo de su nueva visión del Metaverso.  

En otras palabras, mientras otras redes evolucionaban y adaptaban nuevas herramientas y funcionalidades para los usuarios y diversificaban su oferta de productos, Twitter se quedó rezagada.  


Un mundo complicado

Las complicaciones del mundo moderno han impactado a las empresas tecnológicas, en especial a aquellas en las que se crea y publican contenidos por terceros.  

Por un lado, tenemos a los usuarios regulares, los cuales quieren vivir una experiencia buena y en la que se vean validadas sus opiniones y estilos. Un buen ejemplo, son los momentos y vidas perfectas que se pregona a través de las redes como Facebook e Instagram. 

Por otro lado, están las marcas comerciales, las cuales no quieren que su reputación esté asociada a un ambiente con mensajes negativos, y eso incluye plataformas digitales.  

Actualmente, en el mundo existe el debate sobre la moderación dentro de las plataformas sociales, en donde han difuminado aún más la concepción sobre la libertad de expresión y establecido un lenguaje “políticamente correcto” como la regla dentro del internet; espacio que tiene sus bases bajo la filosofía de una libertad casi infinita.  

Twitter fue criticada por algunas de las decisiones tomada por su antigua administración, llegando a ser catalogados como “arbitrarios” al prohibir el uso de su plataforma a ciertos usuarios; y el bloqueo al expresidente estadounidense Donald Trump fue el principal combustible para que el debate creciera.  

De acuerdo con lo expresado por Musk a través de su cuenta de Twitter, esa búsqueda de crear un espacio de “libre expresión” fue una de sus motivaciones para comprar la compañía.  

  

Un problema político

Moderar contenido es difícil y complicado, cada segmento del mercado entiende que debe de hacerse de cierta forma, y que cualquier nueva regla puede atentar contra sus derechos e ideologías, o sobre la misma libertad de expresión.  

Cada país aplica sus propias reglas; de hecho, en Estados Unidos, la izquierda y la derecha debaten sobre la sección 230 de la ley de Decencias en las Comunicaciones, dentro de la cual se establece que “ningún proveedor o usuario de un servicio informático interactivo será tratado como el editor o hablante de cualquier información proporcionada por otro proveedor de contenido de información”. 

Siendo Musk el amo y señor de Twitter, toda la responsabilidad de la curación de contenido recae sobre su persona. De hecho, esto podrá tener repercusiones en sus demás empresas, pues para mercados importantes para Tesla como China e india la censura es un tema de debate complicado.  

Por lo que Elon tendrá el nuevo desafío de enfrentarse a un problema tecnológico, de negocios y político si desea sacar adelante a Twitter.  

Los retos están claros, primero, disminuir los costos de operación, los despidos masivos son parte de dicha solución. Segundo, crear nuevas herramientas atractivas y útiles para los usuarios, Twitter necesita evolucionar; esta acción llevaría a su tercer reto, incrementar la cantidad de usuarios y a su vez ser un espacio digital más atractivo para las marcas invertir sus presupuestos comerciales.  

Lo bonito, caro y económico

En esta edición de Martes de Tecnología les cuento sobre la nueva apuesta de la nuevo de la empresa Nothing. Mientras que Microsoft quiere darle más poder a los artistas con la nueva Surface Studio Plus, pero a un costo muy elevado. Además, OnePlus a puesta a los mercados emergentes con sus nuevos auriculares.

  • Nada que escuchar. Carl Pei y su compañía Nothing sorprendieron a todos al presentar una nueva versión de sus interesantes auriculares translúcidos. Los Ear (Stick) son una clara evolución y seguimiento de la filosofía de la empresa. En esta ocasión el estuche viene en forma de cilindro, el cual se abre mediante un giro a su carcasa. Los auriculares tienen un rediseño, respecto a los Ear (1), esta vez la punta de silicona desaparece y deja un diseño limpio y en puro plástico. La empresa le colocó un sistema de controles sensitivos, al igual que los Apple Airpods, mediante los cuales se maneja el cambio de pista o la reproducción y pausa. En cuanto a especificaciones, nos encontramos con siete horas de sonido y 29 con la carga del estuche; además, vienen con resistencia al sudor y polvo. Si quieres destacar sobre le resto con un diseño único y un sonido decente, estos son una buena opción. Precio: US$119.

  • Más poder para los artistas. El producto más interesante que posee Microsoft, pero a la vez más nicho, es su computador Surface Studio. La nueva generación tardó años en llegar, pero la espera es interesante. Esta nueva versión viene con la gigantesca pantalla de 28 pulgadas y resolución 4500x3000. Los ingenieros le colocaron un procesador de 11va generación Intel i7- 11370HQ, memoria SSD con 1TB de almacenamiento, memoria RAM DDR4 con 32Gb. Mientras que la GPU es una NVIDIA GeForce GTX 3060 con 6GB RAM. En su base le han incluido tres puertos USB-C 4 y dos USB 3.1. El equipo es increíble para artistas y diseñadores. Precio: US$ 4,499.99.

  • Económicos. La empresa China, OnePlus, sigue apostando a los mercados emergentes y a los usuarios que buscan un producto asequible. La marca presentó auriculares inalámbricos Nord Buds, los cuales vienen con drivers de 12.4mm, cuatro micrófonos que ayudan a la reducción de ruido durante las llamadas y certificación IP55 con resistencia al agua y polvo. De acuerdo con OnePlus, la autonomía es de 7 horas de sonido continuo y que se pueden incrementar hasta las 30 horas con la batería del estuche. El diseño no es el más atractivo del mercado, y los hace ver baratos. Su costo hace que sean una excelente opción para quien no tema perderlos. Precio: US$39.99.

TEMAS -

Comunicador y mercadólogo, especialista en desarrollo de proyectos y marcas, manejo de nuevas tecnologías y analista de deportes y tecnología de consumo.