Antonio González alista su viaje musical para la gala de los Premios Soberano

$!Antonio González alista su viaje musical para la gala de los Premios Soberano
Antonio da capacitación a experimentados y jóvenes interesados en la industria musical

SANTO DOMINGO. La gala de Premios Soberano ha servido como plataforma para que el nuevo talento se ponga a prueba. Delante o detrás de cámara, han sido muchos los que se han proyectado desde allí.

El joven músico y compositor Antonio González, que tiene una trayectoria de más de 20 años, forma parte de ese selecto grupo que ha pasado la prueba con notas sobresalientes.

Nuevamente asume las riendas de la dirección musical del espectáculo que acompañará la gala de la Asociación de Cronistas de Arte el próximo 20 de este mes en el Teatro Nacional.

“Alberto Zayas me llamó y me planteó ser parte del equipo. De inmediato acepté porque me brinda la oportunidad de entregar lo que hemos aprendido en la música y también introducir elementos nuevos”, indicó. “En 2011 participé respaldando a Roy Tavaré, después en 2012 en toda la producción, este fue el último Casandra, y luego en el primer Soberano en el 2013 y el siguiente en 2014. En 2017 regresé para trabajar el segmento de los urbanos”, puntualizó.

González, cuya calidad musical es reconocida por su desempeño como director en la agrupación Ilegales, de Vladimir Dotel, destacó que para esta ocasión la propuesta de Alberto Zayas como productor del espectáculo contempla la participación como invitados de Jochy Sánchez y Alex Mansilla, quienes tendrán sus respectivos segmentos, bajo su supervisión.

Un reto

Cada vez que le ha tocado asumir el rol de director lo ha hecho consciente de que es un reto, pues la producción se enfoca en ofertar al público un contenido que lleve novedad. “Empecé a los 27 años en esta posición. Estaba demasiado joven tomando en cuenta que la premiación venía de las manos de experimentados maestros de la talla de Manuel Tejada y Jorge Taveras, figuras que ya tienen un nombre hecho y asegurado su lugar allí. Para mí como joven fue desafiante porque tuve que introducir una serie de cambios de la mano de los estilos de música como la urbana y las fusiones propias de este tiempo, logrando el resultado deseado”, indicó.

En lo que trabaja

Antonio González no puede revelar los detalles del espectáculo del próximo martes, sin embargo anticipó que los televidentes y los que asistan a la sala Carlos Piantini del Teatro Nacional disfrutarán de un viaje musical que abarcará lo tradicional y el sonido moderno.

“Nada se está quedando fuera, vamos con lo tradicional y lo nuevo, nada se está quedando fuera. Vamos a pasar todo lo que cabe de renglón urbano hasta lo clásico. Es un viaje en el que habrá de todo hay de todo un poco, claro manteniendo un concepto elegante, sin atentar a la solemnidad del premio, que es lo más alto que se hace aquí en el arte”.

Reputados músicos acompañarán a González, así como jóvenes figuran en nómina.

“Nosotros tenemos a excelentes profesionales. Nosotros comenzamos a trabajar tan pronto se definió todo y gracias a Dios le tomamos el pulso rápido”.

Nuevos sonidos

Antonio González consideró que es pobre desde el punto de vista técnico musical, el movimiento artístico local e internacional, sin embargo es lo que funciona.

“Así como la música va relacionada directamente a la parte social de un país, así como va cambiando la sociedad la música va cambiándola. No hay un divorcio, o sea porque la música antes tenía más complejidad y nivel musical porque la gente era más letrada. La sociedad ahora es muy rápida, la información llega muy rápido, todo está a un click, de hecho tú haces un video musical y si en menos del minuto tú no haces click con una gente te lo cambian para otro. Antes que nada más tenía ese video musical que iba a llegar, ya de hecho antes una canción podía durar un año pegada sonando en la radio, ahora te dura un mes como mucho, porque el bombardeo constante, por ejemplo un Julio Iglesias te pega una canción y el hecho de que esa canción duraba un tiempo allí y cuando vistaba el país, la historia era otra porque comenzaba desde cero”, indicó.

Atribuyó a la tecnología y a la demanda de la sociedad la forma en que se está haciendo música en este tiempo. “Como cantan rápido, lo que te consumen son cosas rápidas y sencillas, no tienen tiempo de analizar nada. Como hay tanta tecnología tan fácil cualquier persona que quizá no sea músico te hace una canción y como la sociedad no exige tanto, tienen la posibilidad de que pegue y trascienda”, reflexionó.

Ilegales

La popular agrupación Ilegales fue una gran escuela para Antonio. Allí tuvo la oportunidad de su vida cuando solo tenía 17 años. “Cuando tenía 17 años, Vladimir Dotel tenía en ese momento la dimensión de un Daddy Yankee en este tiempo y un artista de ese nivel siempre quería tener con él a gente experimentada, de renombre. Vladmir creyó en mí contra todo pronóstico. Comencé a hacer giras en eventos de gran magnitud. Yo crecí profesionalmente en una banda popular y eso me marcó”.

20180314 https://www.diariolibre.com

+ Leídas