• 1

BIENESTAR
| 09 AGO 2018, 12:00 AM
Diario de nutrición

Por una lactancia responsable


Image
20180809 https://www.diariolibre.com

La lactancia materna es uno de los privilegios que confiere el ser madre, es parte integral de la adecuada alimentación y desarrollo del recién nacido. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora anualmente una semana a la lactancia materna (desde 1 al 7 de agosto).

Aprovechamos este movimiento tan certero para recordar la importancia de lactar de forma responsable y consciente para el beneficio tanto del bebé como de la madre.

Se recomienda una lactancia exclusiva (sin uso de otras formas de alimento) por lo menos 6 meses, que aportará todos los nutrientes necesarios pudiendo iniciar nuevos alimentos idealmente a partir de este momento.

La calidad de la alimentación del recién nacido será directamente proporcional a la alimentación de su madre, por lo que impera la inclusión de una dieta equilibrada en su rutina diaria.

¿Existe una alimentación especial durante la lactancia?
Aunque no se considera una alimentación especial, sí requiere de un mayor aporte de calorías por el gasto energético que representa la extracción diaria de leche materna (~800 ml diarios). Por tanto, se sugiere agregar un aporte adicional de alimentos que pueda satisfacer la demanda diaria (las recomendaciones varían dependiendo del peso de la madre antes y durante el embarazo).

¿Cuáles alimentos deben incluirse y cuáles deben evitarse?
Deben incluirse de forma regular las frutas, las verduras (todas), los cereales integrales (panes, arroz), leguminosas (ej. habichuelas, garbanzos, habas, lentejas), carnes magras (pollo, pavo, filete de cerdo), pescados con bajo riesgo de contaminación por mercurio (ej. salmón, bacalao), grasas mono/poliinsaturadas (aceite de oliva, aguacate), nueces, huevos y lácteos descremados (como el yogur).

Existe mucha controversia con respecto a cuales alimentos deberán evitarse, pero hasta la fecha la evidencia científica sólo realiza observaciones a limitar el uso de cafeína existente en el café (no más de 2-3 tazas por día), chocolates (uso moderado), bebidas energéticas y alcohólicas (evitar) y sodas. Además pescados con riesgo de intoxicación por mercurio como pez espada o tiburón deberán evitarse.

¿Es importante aprovechar la lactancia para la pérdida de peso?
Note que la necesidad de aumentar las calorías diarias en el consumo de alimentos tiene relación con el adecuado aporte de leche materna. Es por ello que no se recomienda perder peso de forma intencional durante los primeros tres meses de lactancia pues se arriesga a la pobre producción de leche y por tanto al compromiso de esta fuente de alimentación para el recién nacido. Si durante este periodo se incluye una dieta equilibrada y actividad física podrá alcanzar el peso deseado, entendiendo que debe realizarse de forma progresiva en el tiempo pues no debe poner en riesgo su tiempo de lactancia.


Nutrióloga Clínica.
Escríbanme sus comentarios a: erikapereznutricion@gmail.com
Instagram: dra.erikaperezl

COMENTARIOS
Para comentar, inicie sesión o regístrese