La Fiesta del arte en Arte Berri

Arte Berri cumple 13 años de hacer arte en República Dominicana. Hacer arte con alturas de miras no es fácil en ningún sitio, y hacerlo en nuestro país se complica un poco más. Los costos para hacer cualquier exposición, con todos los detalles que se merecen los artistas, son altísimos y eso asusta a cualquiera, por eso son pocas las actividades artísticas que se realizan “como debe ser”, con total respeto a los artistas, a los coleccionistas y al público en general. Amaya Salazar y Bingene Armenteros han arriesgado tiempo, dinero y muchísimo esfuerzo para hacer un buen trabajo durante trece años. Hacerlo un año, dos o tres tiene mucho valor, pero cuando se pasa de diez años se convierte en una especie de apostolado, y eso hay que celebrarlo. Amaya y Bingene lo celebrarán “como debe ser”, con una gran fiesta que involucra arte, música, gastronomía y personalidades vinculadas seriamente al arte.

La “Fête de l’arte” del próximo jueves 4 de octubre en Arte Berri es un trabajo de curaduría complejo y completo. Como curadora, Bingene Armenteros dispondrá los elementos que dan coherencia a una exposición de obras de arte y a una fiesta. Localizando, filtrando de forma coherente la gran cantidad de contenidos que generan obras de arte, música, peinados, maquillajes, gastronomía, mixología (bebidas) y gente, mucha gente en un lugar insuperable como es la casona colonial donde se ha establecido Arte Berri desde hace 13 años.

Bingene Armenteros describe la actividad como sigue:

En el año 2005, inauguramos Arte Berri con la misión de que fuera una casa de arte para los artistas y los amantes del arte: un lugar para atraer a las personas y crear exhibiciones diferentes, únicas, innovadoras. Aquí, junto con las artes visuales hemos hecho conciertos inspirados en el arte, peinados y maquillajes, cortesía de Llongueras, basados en una colectiva de arte surreal. Se proyectaron en tamaño real los murales de Diego Rivera. También se organiza un premio de arte para artistas emergentes, se lanzaron sellos, entre muchas actividades. Porque en Arte Berri celebramos las artes visuales y ahora que cumplimos los 13 años de este espacio mágico, lo hacemos con una colectiva que se titula “Fête de l’arte.” Amaya Salazar, Juan Carlos Reyes y Leslie Sardinias fueron seleccionados para participar en este evento.

Amaya Salazar artista con gran trayectoria nos presenta para estos 13 años de Arte Berri una selección de obras donde se puede observar su continua experimentación con los medios nuevos. Las resinas de pared se convierten en unas esculturas que se pueden colgar donde la artista juega con el volumen y donde la misma pared se convierte en parte de la obra. En esta muestra presenta un cuadro de tamaño mural. En él se observan nuevas líneas inspiradas por los trabajos policromados. Las figuras y la naturaleza son creadas a través de las nuevas formas que simulan telas de araña. La luz y el cromatismo único de Amaya Salazar siguen recordándonos que para esta artista la iluminación y el color son elementos primordiales en su obra.

Para el artista, Juan Carlos Reyes, los niños, los juguetes y la fantasía de objetos que queremos pero no podemos tener, son los temas principales de sus obras. Para “Fête de l’arte,” Reyes presenta obras en tela y papel con su estilo hiperrealista. Sin embargo, a pesar de tener este estilo, sus obras no tratan de simular la fotografía, como lo es por definición el hiperrealismo. Las obras de Juan Carlos Reyes son un mundo surreal donde el tiempo se paraliza y los elementos de la obra parecen flotar sobre una brisa suave.

Los niños que pinta están atrapados en ese instante queriendo tocar, coger, romper algún elemento al que no pueden llegar. Como Alicia en el país de las maravillas estos chiquillos se encuentran en un mundo peculiar que atrae al espectador para añorar y entrar a esas obras.

Los trabajos de Leslie también nos invitan a ser parte de su mundo pero para esta exposición este artista pinta uno de los salones de Arte Berri y nos sumerge totalmente en su mundo. Manchas de rojo, amarillo, azul, púrpura, naranja, mamey, entro otros pintan los papeles delicados que parecen ser antiguos papiros. Su obra abstracta nos recuerda a destellos de luz, paisajes místicos, personajes de ensueños.

Y si entras en silencio al salón que este artista tan meticulosamente pintó y miras con gran detención a su obra y los detalles puedes escuchar música.

Porque este artista que estudió piano, queriendo o no, pinta la música, así como lo hizo Wassily Kandinsky años atrás.

Los estilos de estos artistas son diferentes, cada uno buscando plasmar eso que para ellos es especial. En Arte Berri, se unen en esta colectiva para que la galería una vez más presente una exposición innovadora donde no solo se celebran las artes visuales sino también la música, la gastronomía y la mixología. De esta manera el día de la inauguración se podrán sumergir dentro de la magia que es Arte Berri.

Bingene Armenteros – Curadora

+ Leídas