Unas gotas de amor

Ay, la nuevas tecnologías. Fenómenos nuevos, o no tan nuevos ya, que nos ponen en la necesidad de utilizar nuevas palabras. Siempre está el recurso fácil de tomarlas prestadas de otras lenguas, pero sacudámonos la pereza y la vacilación con unas gotas de esfuerzo y cierta dosis de amor por nuestra lengua. La semana pasada recordábamos que las etiquetas son mejores que los hashtags. Descubramos que el español cuenta con las palabras necesarias para hablar en la red y de la red.

Trabajemos en línea (mejor que online). Vamos al inicio de sesión (mejor que al login) y escribimos la contraseña (mejor que el password). Si el programa (mejor que el software) funciona, pulsamos en el enlace (mejor que en el link) y entramos en una página electrónica, si me apuran, hasta en una página web (mejor que en un website); participamos en un seminario web (mejor que en el espantoso webinar) y lo hacemos en directo (mejor que en streaming).

Muchas veces hasta tenemos sinónimos donde elegir. Queremos copiar lo que se muestra en nuestra pantalla, pues recurrimos al pantallazo o a la captura de pantalla (mejor que al screenshot). Si tenemos miedo de los ciberataques, no olvidemos el antivirus y el cortafuegos (mejor que firewall). Nos ayudarán a evitar el correo basura (mejor que spam) entre nuestros correos electrónicos (mejor que e-mails). Antes de cerrar, no olviden, por si acaso, la copia de seguridad o el respaldo (mejor que el backup) y, si no, súbanlo a la nube, mi término tecnológico preferido.

Aparecerá el parejero que diga que «en inglés se oye mejor»; nosotros sabemos que esa afirmación solo oculta inseguridad y poco dominio lingüístico.

@Letra_zeta

Envíe sus preguntas y/o comentarios a la Academia Dominicana de la Lengua consultas@academia.org.do

20170711 https://www.diariolibre.com

+ Leídas