Domínico-haitiano, en minúscula y con tilde

$!Domínico-haitiano, en minúscula y con tilde

Cuando se unen dos gentilicios independientes con guion, cada uno conserva la acentuación gráfica que le corresponde y se escriben siempre en minúscula por su condición de nombres comunes.

En los medios dominicanos abundan ejemplos como «Empresarios ven oportunidades de desarrollo en frontera Domínico-Haitiana», «El ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, reconoció ayer que la crisis en la frontera dominico-haitiana ocurre desde el pasado viernes» o «Muere senador dominico-estadounidense de Queens».

Tal como indica la Ortografía académica, en la escritura combinada de dos gentilicios el guion (-) como signo ortográfico cumple la función de conector que indica el vínculo o relación entre entidades geográficas distintas: relaciones germano-soviéticas, frontera chileno-argentina, etc. El primer elemento permanece invariable, mientras que el segundo concuerda en género y número con el sustantivo: tema domínico-haitiano, nacionalidad domínico-haitiana, relaciones domínico-haitianas; además, cada elemento conserva la acentuación gráfica que le corresponde como palabra independiente: ítalo-francesa, domínico-cubano.

Aun cuando aparezcan unidos por guion, los sustantivos y adjetivos que se refieren a la nacionalidad o procedencia geográfica se escriben en minúsculas: domínico-haitiano, domínico-alemán, domínico-japonés, excepto si forman parte de un nombre propio, como Centro Médico Domínico-Cubano o Instituto Cultural Domínico-Americano.

Teniendo en cuenta lo dicho, en los ejemplos citados habría sido más apropiado escribir «Empresarios ven oportunidades de desarrollo en frontera domínico-haitiana», «El ministro de Defensa, Rubén Darío Paulino Sem, reconoció ayer que la crisis en la frontera domínico-haitiana ocurre desde el pasado viernes» y «Muere senador domínico-estadounidense de Queens».

+ Leídas