$!Cats
Taylor Swift forma parte del eleco estelar de este filme.

Esta semana se estrena el primer musical del año, y se trata de una producción que ha dado mucho de qué hablar en los medios de comunicación. Claro que nos referimos a “Cats”, musical dirigido por Tom Hooper y protagonizado por un elenco estelar que incluye a Francesca Hayward, Jennifer Hudson, Judi Dench, Taylor Swift, Ian McKellen, James Corden, Idris Elba y Jason Derulo. En este filme conocemos a los Jellicles, una tribu de gatos que todos los años le dedican una noche a “la elección de Jellicle”, ceremonia en la que deciden qué gato ascenderá a la capa Heaviside y volverá a una nueva vida.

A pesar de que esa sinopsis suena como un concepto muy existencial, en realidad este filme es una adaptación del exitoso musical de Broadway del mismo nombre creado por Andrew Lloyd Webber, el cual está basado en “Old Possum’s Book of Practical Cats”, la colección de poemas escrito por T. S. Eliot. De todas formas, se puede decir que esta película es un ejemplo de cómo ciertas historias son perfectas para algunos medios pero para otros no. Además de que esta adaptación es una película con un argumento débil y casi inexistente, los personajes apenas son definidos por un cliché y la mayoría son olvidables. Por otro lado, “Cats” ha llamado la atención de todos desde que se estrenaron sus primeros avances en los que figuraron las apariencias mitad humanas, parte CGI de los gatos, y se han estado haciendo reediciones y arreglos a los efectos visuales hasta después de su estreno comercial en los Estados Unidos. Es importante tomar en cuenta este detalle porque no importan cuantos “arreglos” se hagan, el hecho de ver a una persona que parece estar desnuda, pero que a la vez tiene la piel, las orejas y la cola de un animal, puede ser una experiencia espeluznante, especialmente cuando esa es la apariencia de todo el elenco y hay que verlos así por casi dos horas. Peor aún, estos “disfraces” a veces pueden ser una distracción muy incómoda si uno quiere concentrarse en las secuencias musicales o las actuaciones, que por cierto, no son muy buenas. A pesar de contar con un elenco que incluye actores del nivel de Judi Dench, Ian McKellen e Idris Elba, aquí no hay interpretaciones que valen la pena resaltar. Ah, sí, es un musical y casi cada escena es dedicada a una canción o una coreografía, pero después de varias secuencias todo se vuelve monótono y confuso. A fin de cuentas “Cats” es un musical de mala categoría que se ha ganado su mala fama, pero si está interesado en ver si es tan mala que puede ser entretenida, esta “gatastrófica” producción puede convertirse en una experiencia muy interesante.

+ Leídas